La Comunidad Islámica rechaza decantarse por algún partido y afirma que la Junta Islámica es "sólo una página web"

Actualizado 23/02/2007 14:56:25 CET

Esta entidad, que gestiona la mezquita de Granada y el proyecto de la de Sevilla, cree que ningún partido representa a todos los musulmanes

SEVILLA, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Comunidad Islámica de España, Malik Ruiz, rechazó hoy decantarse a favor de ningún partido político, y consideró que "prácticamente ningún musulmán comparte la opinión de la Junta Islámica, que sólo tiene una página web, de pedir que no se vote al PP, ya que el islam es una forma de vida que no se identifica con ningún partido".

En declaraciones a Europa Press, Ruiz explicó "en todas las formaciones políticas pueden darse situaciones desagradables para los musulmanes, por lo que no es justo decantarse ni por uno ni por otro". Además, consideró que ésa no es la función de una entidad religiosa, "y menos de la Junta Islámica, que no tiene representatividad más allá de ella misma".

Según dijo, la Junta Islámica de España "aunque dice tener sede en Córdoba, no tiene ni sede física, ni una mezquita, ni nada, sólo tiene una página web". "Durante años, esta entidad ha monopolizado una de las grandes federaciones de España, pero desde hace un año esto no es así y, actualmente, no es más que una organización con menos representatividad que otras muchas que cuentan con centros, templos, actividades y presencia no sólo física".

En este sentido, Ruiz recordó que se trata de "una entidad de las más de 200 que existen en España, que además no tiene centro, ni comunidad, ni actividad, sólo una página web".

La Comunidad Islámica gestiona la Mezquita de Granada, la mayor de Andalucía, y el proyecto de una mezquita para Sevilla, así como otros centros en diferentes ciudades de España. Ruiz señaló que "nosotros somos también sólo una entidad, pero estamos avalados por nuestro trabajo y nuestros centros".

La Junta Islámica de España, con sede en Almodóvar del Río (Córdoba), ha pedido a todos los musulmanes nacidos en España o con la nacionalidad española y, por tanto, con derecho a voto, que de cara a las próximas elecciones municipales, pero también en otros comicios, apoyen a partidos "progresistas", como PSOE e IU, frente a los "islamófobos" del PP.