Condenados dos policías por agredir a un vecino de Linares (Jaén) al que indemnizarán con 75.000 euros

Los dos policías durante el juicio
Los dos policías durante el juicio - EUROPA PRESS
Publicado: miércoles, 10 abril 2024 14:26

JAÉN, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de lo Penal número 2 de Jaén ha condenado por un delito de lesiones a los dos policías nacionales --un subinspector y un agente-- que en febrero de 2021 y estando fuera de servicio dieron una paliza a un vecino de Linares (Jaén) por una discusión en un bar.

La condena, dictada 'in voce' en el juicio celebrado este miércoles, contempla para los dos agentes, que actualmente siguen retirados del servicio, el pago de una multa de 900 euros y el pago a la víctima de una indemnización de 75.000 euros, cantidad que incluye las costas procesales.

La sentencia es fruto de un acuerdo entre las partes y el Ministerio Fiscal que ha pasado, entre otras cuestiones, por la retirada de la acusación que los policías imputaban a la víctima, lo que ha permitido que ésta no se haya estado presente en el juicio y no haya ratificado algunos de los delitos que se les imputaban a los agentes y que también han sido retirados.

A los dos agentes se les aplica las atenuantes de reparación del daño y confesión tardía por lo que el delito de lesiones por el que han sido condenados se queda en seis meses de multa a razón de cinco euros día, lo que equivale a 900 euros.

Además, el dinero de la indemnización ya estaba depositado en la cuenta del juzgado antes de la celebración del juicio y los dos agentes han mostrado su conformidad a que el dinero se destine a indemnizar a la víctima por los daños y las lesiones causadas.

Los dos policías se han sentado en el banquillo con el rostro tapado por mascarillas. En sus declaraciones, han reconocido a preguntas del Ministerio Fiscal que fueron ellos los que estando fuera de servicio iniciaron una discusión en un bar con la víctima y que le agredieron "con el ánimo de atentar contra su integridad física".

Además, han rechazado que se prevalieran de su condición de agentes de la Policía Nacional y que emplearan medios o formas peligrosas para la salud de la víctima.

Fiscalía había solicitado inicialmente penas de cuatro y cinco años de cárcel para los dos acusados. El Ministerio Fiscal consideraba a los dos agentes autores de un delito de lesiones agravadas en el que concurría la agravante de prevalimiento del carácter público para perpetrar la agresión y la agravante de ensañamiento.

Finalmente, el Ministerio Fiscal ha retirado las agravantes y lo ha dejado en un delito de lesiones, lo que ha permitido que el resto de partes se hayan adherido íntegramente a su calificación de los hechos y a la solicitud de penas planteadas desde Fiscalía. A ello se suma el compromiso expreso de todas las partes a no recurrir la sentencia que en el mismo acto ha quedado dictada por la jueza de viva voz y con carácter firme.

Una vez que la sentencia ya firme llegue a la Dirección General del Cuerpo Nacional de Policía se abrirá el correspondiente procedimiento de régimen disciplinario para estos dos agentes y en el que se determinará su futuro inmediato dentro del Cuerpo. Mientras tanto los dos agentes se encuentran retirados del servicio.

LOS HECHOS

Los hechos, según ha relatado Fiscalía, tuvieron lugar en la tarde del 12 de febrero de 2021 cuando los dos acusados ahora condenados se encontraban fuera de servicio en un bar de copas de Linares.

Un choque "fortuito" de codos al entrar al pub de uno de los policías acusados cuando salía la víctima fue, según el fiscal, el origen de una agresión que fue grabada por multitud de teléfonos móviles.

De hecho, según contemplaba el escrito inicial de Fiscalía, a la víctima "le estuvieron golpeando en la cabeza estando reducido e inmovilizado durante más de dos minutos y una vez cesaron los golpes, los acusados le metieron con la placa de policía en la cara diciéndole 'tú no sabes con quién te hasta metido, somos policías', estando golpeándolo hasta que se personó la patrulla uniformada".

La hija de la víctima, de 14 años, que acompañaba a su padre intentó que pararan la agresión, pero uno de los acusados la empujó y "no conforme con ello, le propinó dos puñetazos en la cara". Por estos hechos, la menor ha precisado tratamiento psicológico".

En el material audiovisual difundido sobre la pelea por redes sociales se ve cómo varios hombres empiezan a dar golpes y empujones en plena calle a otro hombre, que acaba cayendo al suelo, siendo víctima de golpes y contusiones. Estos hechos fueron condenados por en su momento por la Dirección General de la Policía, así como por responsables de diferentes instituciones y partidos.

Lo sucedido dio lugar a concentraciones de protesta que desembocaron en altercados en el entorno de la comisaría de Linares. El clima de tensión se manifestó a través de diversos altercados en los que hubo hasta 13 detenidos y una veintena de policías heridos, además de dos personas heridas por arma de fuego en lo que posteriormente fue considerado "un error" policial.

Los dos policías fueron arrestados en el mismo día de los hechos. Fue el titular del Juzgado número 3 de Primera Instancia e Instrucción de Linares el que el 13 de febrero decretó el ingreso de prisión para los dos policías y lo hizo subrayando que era "evidente" "la desproporción" en la actuación de los dos policías, que en el momento de los hechos no se encontraban de servicio.

Los dos agentes permanecieron en prisión preventiva 34 días hasta que la Sección Segunda de la Audiencia de Jaén decretó su puesta en libertad pese a la oposición del Ministerio Público y del abogado de la acusación particular.

Leer más acerca de: