Publicado 07/07/2021 17:34CET

Consultor en políticas de migración e infancia señala la difícil situación de los migrantes al cumplir 18 años

José Carlos Cabrera durante el seminario 'Intervención social con personas en riesgo de exclusión', impartido en los Cursos de Verano de la UPO en Carmona (Sevilla)
José Carlos Cabrera durante el seminario 'Intervención social con personas en riesgo de exclusión', impartido en los Cursos de Verano de la UPO en Carmona (Sevilla) - UNIVERSIDAD PABLO DE OLAVIDE

CARMONA (SEVILLA), 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

El consultor en políticas de migración e infancia José Carlos Cabrera ha señalado este miércoles la situación "de extrema vulnerabilidad" en la que quedan los migrantes al alcanzar la mayoría de edad, que "los empuja a sobrevivir" y genera "tensiones y disrupciones que nadie quiere".

Según reseña en un comunicado de la Universidad Pablo de Olavide (UPO), Cabrera ha abogado por la necesidad de hacer "un esfuerzo legislativo para mejorar el marco de protección de estas personas una vez que cumplen los 18 años" durante su participación como ponente en el seminario 'Intervención social con personas en riesgo de exclusión', impartido en el marco de la XIX edición de los Cursos de Verano de la UPO en Carmona (Sevilla).

El consultor, que trabaja como mediador intercultural de la Escuela Internacional de Mediación (EIM), se ha referido a la emigración de menores como un fenómeno global que afecta a muchos países y, en el caso de Andalucía, "tiene puntos de origen y destino muy focalizados".

En esta línea, ha explicado que se trata en su mayoría de menores marroquíes que salen desde unas pocas zonas de su país y van sólo a unas pocas regiones de España, como Madrid, País Vasco, Cataluña y, en menor medida, la Comunidad Valenciana.

Cuestionado sobre los motivos que llevan a los menores a abandonar su país, ha manifestado que se trata de una "falta de expectativas en sus sociedades de origen" y la idea de que la migración "es la única palanca de cambio para prosperar socialmente". "La mayoría de los menores migrantes llegan a Andalucía en los bajos de camiones y autobuses y lo hacen con ganas de aprender y, sobre todo, conseguir algo que está muy valorizado en su entorno: aprender un oficio", ha recalcado.

Cabrera ha mencionado que la red de profesionales de protección a la infancia ha de incorporar "cada vez personal más especializado que comprenda el entorno de donde vienen estos menores, conozca su problemática y sepa qué herramientas pueden mejorar esos itinerarios".

Por último, ha lamentado que los españoles "han olvidado que también fueron migrantes", por lo que alega por abrir al voluntariado los centros de protección con el objetivo de que la gente pudiera empatizar con estos menores y ayudarlos en su acompañamiento. "Seguimos trabajando con un sistema de protección pensado para chicos de los años 80 del siglo pasado, pero son menores transnacionales de otras culturas y con otras necesidades, lo que da todavía muchos desajustes", ha concluido.

Contador

Para leer más