Actualizado 09/11/2014 14:53 CET

Continúa la búsqueda de la desaparecida en Baena y se amplía a Jaén

CÓRDOBA, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La Guardia Civil continúa con las labores de búsqueda, hasta el momento sin resultados, de la mujer de 76 años, Araceli Cobo, que permanece en paradero desconocido desde la mañana del pasado domingo, cuando se le perdió la pista mientras daba un paseo en una finca familiar en la localidad cordobesa de Baena. Tras una semana, el dispositivo se ha ampliado también a Jaén ante la existencia de indicios que apuntan a que pudiera haber sido vista por esta zona.

   Así lo han indicado a Europa Press fuentes cercanas a la investigación, que han explicado que, si bien el dispositivo se mantiene en la zona donde desapareció, ahora también se buscará por Jaén ante la sospecha de que pudiera haberse desplazado hasta allí.

   De esta forma, el dispositivo se mantiene por el camino de Castro del Río (Córdoba), una zona situada a 1,5 kilómetros del puente de la Maturra, en el camino de Jaén y los márgenes del río Guadajoz, aunque se amplía a la provincia jiennense tras recibir un aviso de una persona que aseguraba haberla visto.

   No obstante, por ahora no se ha obtenido resultado alguno, toda vez que permanece desaparecida desde aproximadamente las 12,00 horas del pasado domingo, cuando la mujer de 76 años, que pasaba unos días en Baena pero vive en Barcelona y al parecer padece alzheimer, paseaba con su marido por una zona de olivar de su propiedad hasta que en un momento dado el hombre decidió dejarla sentada mientras que él hacía unos trabajos en el campo.

   Al regresar a por ella, la mujer ya no se encontraba allí y al poco tiempo los familiares dieron la voz de alarma de su desaparición. El dispositivo de búsqueda ha rastreado la zona, cercana a un cortijo donde la desaparecida trabajó en su juventud, ha buscado por barrancos y pozos. La mujer llevaba puesto un pantalón negro, botas de campo y una gorra.

   En el dispositivo de búsqueda participan unas 80 personas, de las que 35 son agentes de la Guardia Civil acompañados de perros adiestrados en la búsqueda y localización de personas del Instituto Armado con base en Sevilla y un helicóptero de la Benemérita, al tiempo que también han intervenido los bomberos, la Policía Local, Protección Civil, voluntarios y familiares.

Para leer más