Actualizado 20/04/2006 15:50 CET

Córdoba.-Parlamento.-Cultura se personará en el proceso judicial que se ha abierto por las vigas que no adquirió en 2004

El PP dice que este caso y el de Christie's perjudican la candidatura de Córdoba a la Capitalidad Cultural de 2016

SEVILLA, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Cultura de la Junta, Rosa Torres, anunció hoy que hay un proceso judicial abierto, bajo secreto de sumario, por el intento de venta de las tres vigas "presuntamente" de la Mezquita de Córdoba, que un coleccionista privado intentó vender a la Consejería de Cultura, sin éxito, en 2004, e informó de que la administración autonómica se personará como parte implicada en las "diligencias previas".

En comisión parlamentaria de Cultura, la titular del ramo recordó que en junio de 2004 la Consejería recibió una oferta para adquirir tres vigas de la Mezquita por 215.066 euros, ante lo que su departamento encargó un estudio sobre esos vestigios, que concluyó que eran piezas "excelentes" pero que habían perdido valor al no tener datos sobre su procedencia.

Según dijo la titular del ramo, "era de vital importancia saber de dónde procedían, para poner en marcha acciones para abrir un expediente de protección" a las vigas. Así, explicó que "dado que no estaba comprobado que la propiedad era legítima, la Delegación Provincial de Cultura de Córdoba solicitó un informe jurídico al respecto".

Estas vigas pertenecen, como las cinco que se iban a subastar en Londres el 4 de abril, a una de las ampliaciones de la Mezquita efectuada en el siglo X. Una de ellas, de casi seis metros de largo, se encuentra en muy buenas condiciones de conservación, mientras las dos restantes son fragmentos de viga.

Ante la negativa de Cultura, el coleccionista cordobés y profesor de la Facultad de Derecho ofreció a la sala Christie's España su material para ser subastado en Londres. La firma británica solicitó un permiso de exportación, que fue denegado por el Ministerio de Cultura. La negativa fue recurrida por Christie's ante el interés de sus clientes en Londres, pero la posición de la Administración permaneció invariable.

Finalmente, el propietario de las vigas optó por subastarlas en España a través de la sala Alcalá, con sede en Madrid. La pieza mejor conservada salió en noviembre de aquel año pero no obtuvo comprador. Tampoco el Ministerio ni la Consejería de Cultura pujaron por las vigas, pese a que gozan de derecho de tanteo y tuvo información de la subasta.

La consejera señaló que en agosto de 2004 la Junta "conoció que el Ministerio declaró inexportable las piezas y que las vigas fueron ofertadas por 320.000 euros en una venta pública", en la que ni Consejería ni Ministerio ejercieron el derecho de tanteo, aunque la subasta "quedó desierta". Según agregó Torres, "la decisión de adquirirlas quedó a la espera del informe jurídico".

Por su parte, el diputado del PP-A por Córdoba Salvador Fuentes pidió a Torres que explique "por qué la Consejería de Cultura no contestó a la propuesta del coleccionista y por qué no ejerció el derecho de tanteo en la subasta" de la Casa Alcalá.

A su juicio, la actuación de la Junta "pone de manifiesto la falta de diligencia y el desinterés de la Consejería" y, en este sentido, advirtió de que estos casos pueden afectar a la candidatura de Córdoba a la Capitalidad Cultural Europea de 2016". Por su parte, la titular autonómica dijo que la Junta está "tomando las acciones necesarias para la candidatura de Córdoba 2016".

En cuanto al caso de las vigas que se iban a subastar en la sala londinense Christie's, el popular apuntó que "el Cabildo Catedralicio es quien está actuando, mientras que ni el Ministerio de Cultura ni la Junta hacen lo que deberían".

Por último, la consejera reiteró que las vigas de 2004 "no se adquirieron porque se desconocía su procedencia, y no por cuestiones económicas". Agregó que "no se podían comprar porque la ley lo impide", y recordó que "expropiador es quien no puede certificar la procedencia de unas piezas" arqueológicas. Fuentes replicó a Torres, instándole a actuar "si existen indicios de expolio de las vigas o delito contra el patrimonio".