Publicado 28/07/2015 18:55CET

CSIF advierte de "graves carencias" en el dispositivo del Plan Infoca en la provincia

CÓRDOBA, 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) en Córdoba ha advertido este martes de "graves carencias", como "la falta de recursos y el recorte de efectivos", en el dispositivo del Plan Infoca en la provincia de Córdoba, algo que es "consecuencia de la merma en las inversiones públicas y de la política de austeridad practicada por la Junta de Andalucía y que tanto perjuicio causa a los usuarios de los servicios públicos y a los trabajadores de esta administración".

En una nota, el sector de la Administración General de la Junta de Andalucía (AGJA) de CSIF en Córdoba lamenta "la falta" de equipos de protección individual (EPI) para los agentes de Medio Ambiente, una dotación que consta de casco, traje ignífugo, linternas y botas, tal y como marca la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

El sindicato informa de que a cada uno de estos trabajadores se les preguntó en abril por sus necesidades de protección a la hora de desarrollar sus funciones, como son la extinción de los incendios forestales. Sin embargo, "a día de hoy, desde la Consejería de Medio Ambiente no se ha facilitado nada de lo solicitado por los agentes", critican.

CSIF señala que con esta situación "se pone en grave riesgo la seguridad de estos trabajadores al no proveerlos del EPI". Así, apunta que un claro ejemplo se vivió la semana pasada en el incendio declarado junto al Hospital de los Morales. En ese suceso los agentes de Medio Ambiente no disponían de baterías acumuladoras para las emisoras, "imprescindibles para actuar coordinadamente en el lugar del incidente y que fueron entregadas en mayo para su recambio, pero hasta la fecha no se han facilitado". Además, se da la circunstancia de que la ropa ignífuga "está caducada, ya que desde varios años no se suministra una nueva".

Por otra parte, en relación a la flota de vehículos, el sindicato asegura que "no cumple con las condiciones mínimas de seguridad". Se trata de coches que tienen una antigüedad media de 15 años y con unos 200.000 kilómetros. Las averías son constantes como consecuencia del "lamentable estado de deterioro" en el que se encuentran estos vehículos. Recientemente, en un vehículo ocupado por tres personas se produjo el reventón de un neumático delantero, aunque finalmente el conductor pudo controlar la dirección gracias a su pericia, según el sindicato.

De este modo, CSIF advierte de que los empleados públicos "ponen en peligro su integridad física al viajar en estos vehículos", a lo que agrega que "en algún momento se tendrá que lamentar algún percance o fatal desenlace, porque la flota no reúne los requisitos para acceder a lugares escarpados, presas o zonas afectadas por incendios a los que hay que acceder para realizar las labores de control, vigilancia o extinción". Además, se trata de coches altamente contaminantes y con un elevado coste de mantenimiento debido a las continuas averías.

Desde la central sindical se afirma que las bajas por Incapacidad Laboral Temporal (ILT) de los agentes de Medio Ambiente "no se cubren", lo que provoca "una constante mayor carga de trabajo". CSIF añade que la normativa establece que los reconocimientos médicos obligatorios de este personal, así como la correspondiente aptitud para el desarrollo de su labor, deben estar hechos antes del comienzo del Plan Infoca (1 de junio). Sin embargo, aún no se han llevado a cabo estos exámenes, a pesar de que el dispositivo ya lleva varias semanas en activo.

Entretanto, el sector de AGJA asegura que la situación actual es "preocupante", por lo que reclama a la Junta que dote presupuestariamente de una manera "adecuada" al dispositivo del Plan Infoca, de modo que la totalidad de sus trabajadores cuenten con los recursos necesarios para poder actuar contra los incendios. Mientras, CSIF destaca "la admirable labor de los empleados que, gracias a su profesionalidad, consiguen reducir las consecuencias de los fuegos forestales".

Para leer más