6 de junio de 2020
 
Actualizado 13/04/2020 11:13:16 +00:00 CET

Desmanteladas tres plantaciones de marihuana tras un incendio por enganches ilegales en Santa Fe (Granada)

Operación con tres plantaciones de marihuana desmanteladas en Santa Fe (Granada)
Operación con tres plantaciones de marihuana desmanteladas en Santa Fe (Granada) - GUARDIA CIVIL

SANTA FE (GRANADA), 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha concluido una operación antidroga en Santa Fe, en el área metropolitana de Granada, que se ha saldado con el desmantelamiento de tres plantaciones de marihuana, después de que varios vecinos avisaran de un incendio provocado supuestamente por enganches ilegales a la red eléctrica.

Según ha informado la Guardia Civil en una nota de prensa, en la operación, en la que han colaborado la Policía Local de Santa Fe y Endesa, han sido investigadas tres mujeres de entre 26 y 50 años, por la presunta comisión de delitos contra la salud pública por cultivo de sustancias estupefacientes y otro de defraudación de fluido eléctrico.

Las plantas de cannabis sativa intervenidas ascienden hasta las 382. Las investigadas, tras prestar declaración en el acuartelamiento de la Guardia Civil de Santa Fe, han quedado en libertad.

Esta actuación tuvo lugar el pasado día 7 de abril. La Guardia Civil recibió varias llamadas de vecinos de Santa Fe denunciando que "se habían quedado sin luz y que una arqueta eléctrica estaba ardiendo".

El Instituto Armado acudió junto con la Policía Local al lugar denunciado y los agentes se entrevistaron con los técnicos de la compañía eléctrica, que les explicaron que la línea había ardido por sobrecarga, porque "tres viviendas estaban enganchadas al suministro eléctrico de forma directa dando cargas excesivas".

Los agentes de la Guardia Civil ya sospechaban de estos vecinos y los estaban investigando desde hace tiempo. Así, se les pidió que accedieran a un registro voluntario en su vivienda y accedieron a ello.

Encontraron entonces tres acometidas ilegales a la red eléctrica y, en cada una de las viviendas, una habitación acondicionada con "todo lo necesario para el cultivo intensivo de cannabis sativa" y con una plantación.

En concreto, en la primera vivienda, los agentes intervinieron 210 plantas; en la segunda, 90, y en la tercera, 82, unas en avanzado estado de floración y otras en proceso de secado.