Actualizado 31/03/2012 18:37 CET

Detenida una mujer que presuntamente dejó inconsciente a su pareja tras propinarle un glope

GRANADA, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional han procedido a la detención de una mujer, de nacionalidad española y unos 27 años de edad, por agredir presuntamente a su novio, al que dejó inconsciente, después de lanzarle el teléfono móvil y propinarle "un fuerte golpe en la nuca".

En una nota, la Policía Nacional informa de que los hechos ocurrieron hace unos días, cuando la sala del 091, recibió una llamada por parte de una mujer que manifestaba que "acababa de agredir a su novio y que al parecer estaba inconsciente, por lo que solicitaba asistencia". De inmediato, una dotación del Grupo de Atención al Ciudadano se dirigió al domicilio en cuestión, entrevistándose con la mujer, la cual les permitió a los agentes la entrada hasta el dormitorio.

Al llegar a éste, los policías actuantes encontraron a un joven de unos 23 años, "tumbado sobre la cama, arropado y en posición decúbito supino lateral y semiinconsciente", teniendo que ser asistido por el 061 y remitido a un hospital.

Según indica, las manifestaciones de la mujer indican que al parecer momentos antes, su pareja y ella habían mantenido una discusión, llegando en un momento dado a lanzarle su teléfono móvil en la cabeza del joven y seguidamente propinándole un "fuerte golpe en la nuca con el puño cerrado, teniendo entre sus dedos un mechero, por lo que su novio se tumbó en la cama perdiendo el conocimiento".

Los Servicios de Emergencias Sanitarias se personaron en el domicilio para asistir al joven, que recibió unas primeras asistencias y, posteriormente, fue derivado al Servicio de Urgencias de un hospital de Granada.

Los policías nacionales, pertenecientes al Grupo de Atención al Ciudadano de la Brigada de Seguridad Ciudadana, tras recabar toda la información sobre lo ocurrido y escuchar las manifestaciones de ambas partes, procedieron a la detención de la mujer, siendo trasladada hasta dependencias de la Comisaría.

El Servicio de Atención a la Familia (SAF), se hizo cargo de la investigaciones, quién le aplicó y ofreció como en todos los casos establecido al respecto, las acciones asistenciales y legales de protección que le corresponden como tal. La detenida fue trasladada y puesta a disposición del Juzgado de guardia de Granada.