Detenido en Baza (Granada) acusado de al menos siete robos en domicilios

Publicado 16/09/2019 12:04:04CET
Herramientas intervenidas tras ser robadas para saldar una deuda con su dueño
Herramientas intervenidas tras ser robadas para saldar una deuda con su dueño - EUROPA PRESS/POLICÍA - Archivo

BAZA (GRANADA), 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha detenido de forma 'in fraganti' en Baza, en el norte de la provincia de Granada, a un varón de 48 años como supuesto autor de al menos siete robos en el interior de domicilios y al cual le constan numerosos antecedentes por hechos similares.

Según ha informado la Policía Nacional en una nota de prensa, los asaltos tuvieron lugar durante el mes de agosto y en muchas ocasiones "a plena luz del día", sustrayéndose toda clase de objetos sin importar su valor. Para lograr sus fines, el supuesto autor, de nacionalidad española, "no dudaba en forzar cerraduras, utilizar palanquetas, arrancar rejas o escalar muros".

El mismo fue sorprendido por los agentes de policía en el interior de una casa cueva, que presuntamente estaba robando, tras haber desplegado un dispositivo especial para su localización y detención.

Fue en el mes de agosto cuando comenzaron las investigaciones a raíz de las denuncias que se estaban recibiendo en las dependencias policiales de la Comisaría de Baza y que de forma reiterada mostraban una particular forma de actuar por parte de un "singular y activo ladrón de viviendas".

Los domicilios asaltados, principalmente casas de campo con una o dos plantas y ocasionalmente con dependencias anejas o bien casas cueva aparecían siempre con un alto grado de desorden, con los cajones y armarios de todas las habitaciones vaciados de su contenido y la ropa dispersa por el suelo, echando en falta los propietarios toda clase de objetos sin importar su valor o tamaño.

Las pesquisas realizadas pudieron determinar que se trataba de un individuo que, al parecer, actuaba de forma solitaria y a plena luz del día, el cual visitaba todas las dependencias de los inmuebles, incluidas las cocinas, donde en algunos casos incluso consumía las bebidas que allí encontraba.

Otra de las principales características que definían la particular forma de actuar del ladrón consistía en un uso desproporcionado de la fuerza. De esta forma, además de escalar muros exteriores, realizar grandes agujeros en los cercados o acceder desde las azoteas no dudaba en arrancar rejas o cortar los barrotes de las mismas cuando esto primero no le era posible.

Las puertas de acceso aparecían con las cerraduras forzadas o desmontadas o "simplemente reventadas usando una palanqueta, instrumento que era aplicado igualmente sobre las ventanas que encontraba cerradas".

El presunto delincuente demostró ser "muy poco selectivo" con los objetos que sustraía ya que, "además de lo esperado como joyas (colgantes, cadenas o relojes) o algún tipo de electrodoméstico como pantallas de televisión o DVDs, era capaz de llevarse cualquier objeto sin importar su tamaño o su posible valor".

De esta forma en el catálogo de enseres robados figuran otros electrodomésticos menos atractivos como lavadoras, microondas u hornillos, toda clase de herramientas (encaladoras, carrillos de obra, o cortadoras de baldosas) y otros objetos como un carrito de bebé o numerosas bolsas de comida procedentes de los frigoríficos y congeladores de las casa asaltadas.

El supuesto autor, que ha sido puesto a disposición judicial, fue sorprendido finalmente 'in fraganti' en el interior de una casa cueva en el momento preciso en el que se disponía a desvalijarla.

Para leer más