Actualizado 21/04/2012 18:23 CET

Detenidos dos hombres en Granada que ofrecían contratos de trabajo falsos

GRANADA, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional procedieron en días pasados a la detención de dos hombres, de 37 y 59 años, a los que les atribuye la presunta autoría de la estafa causada al menos a 16 personas a las que ofrecían la firma de un contrato de trabajo en una empresa constructora, trámite por el que debían de abonar unos 220 euros, no materializándose posteriormente la incorporación de estos trabajadores a la citada empresa, consumándose el engaño a los aspirantes al trabajo.

En un comunicado, el Cuerpo ha explicado que los hechos se desarrollaron en una gasolinera de la ciudad, donde los afectados se habían citado con los responsables de la firma del contrato de trabajo falso, para exigirles la incorporación al puesto de trabajo y pedirles explicaciones sobre el asunto.

En esos momentos, y debido a la situación, los 16 afectados retuvieron a los dos responsables de la contratación, quienes al parecer pertenecían a una empresa constructora.

Ante esta situación, decidieron llamar a la Policía para que dirimiese las particularidades de esta situación y para denunciar la presunta estafa de los puestos de trabajo. Personados los policías del grupo de atención al ciudadano, procedieron a trasladar a dependencias policiales a las partes para aclarar el asunto.

Y es que, las víctimas, una vez firmado el contrato de trabajo, se personaron en la obra para la que habían sido supuestamente contratados con la finalidad de comenzar a trabajar en la misma. Ante su sorpresa, fueron informados por el responsable de obra que no existía ninguna contratación en curso, ante lo cual los afectados decidieron citar a los contratantes para pedirles explicaciones.

Puesta en marcha la investigación policial por parte del Grupo de Delincuencia económica de la Policía Nacional, los investigadores pudieron comprobar que los contratos de trabajo no tenían ninguna expectativa de veracidad, que la empresa por la que los afectados fueron contratados existía pero los titulares y apoderados no respondían a los datos aportados por los presuntos contratantes falsos.

Asimismo, los policías pudieron saber que los presuntos contratantes contactaron con un Centro de Formación de la capital para impartir un curso de riesgos laborales a los futuros contratados, curso por el que solicitaron una cantidad de dinero y que finalmente no llegó a celebrarse.

Ante estos hechos los dos contratantes fueron detenidos y puestos a disposición de la Autoridad Judicial.