Diez pueblos andaluces han cambiado de alcalde en 2018, 72 en todo el mandato que acaba en cinco meses

La socialista Ángeles Castillo tras ser proclamada nueva alcaldesa de Huércal
PSOE
Actualizado 30/12/2018 11:18:57 CET

SEVILLA, 30 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un total de diez municipios andaluces acaban el 2018 con un alcalde diferente al que tenían cuando arrancó el año. Los cambios han venido propiciados por diversos motivos, mociones de censura que prosperan, renuncias al cargo de regidor para ejercer otro en la administración pública o cumplimiento de pactos que implicaban alternancia en el poder.

Teniendo en cuenta el periodo que abarca desde que comenzó el mandato, han sido 72 pueblos los que han cambiado de alcalde a cierre de 2018, cuando quedan pocos meses para que se vuelvan a celebrar los próximos comicios municipales.

Sólo contando este año, Granada es la provincia en la que más cambios ha habido, un total de tres; le siguen Almería y Huelva con dos. En Sevilla, Jaén y Málaga ha habido un caso en cada una, y en Córdoba y Cádiz, ninguno.

Cuatro de los cambios de alcaldes que se han dado este año han sido causas de nombramientos para ocupar otros cargos. Es al caso del municipio granadino de Jun, donde José Antonio Rodríguez Salas (PSOE) presentó su renuncia para incorporarse al Departamento de Análisis de la Presidencia del Gobierno tras la moción de censura que hizo presidente del Ejecutivo a Pedro Sánchez.

También, en Soportújar (Granada) se oficializó por una causa similar el cambio del bastón de mando a principios del año cuando el socialista Manuel Romero pasó a ser el nuevo alcalde de Soportújar, en la Alpujarra de Granada, tras tomar posesión oficial del cargo en sustitución de José Antonio Martín, a quien la Junta de Andalucía nombró a finales de 2017 delegado territorial de Fomento y Vivienda en la provincia.

En Villanueva del Rosario (Málaga) sucedió lo mismo, el socialista José Antonio González Vegas, fue nombrado director general de Economía Social y Trabajo Autónomo pasando a ostentar la Alcaldía Juan González Lorca. Por otro lado, Laura Martín Rodríguez (PSOE), la cual era también primera teniente de alcalde del Ayuntamiento de El Granado, pasó a ser nueva alcaldesa tras ser designada su predecesora, Lola Herrera, nueva delegada de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía.

De otro lado, en Cañaveral del León (Huelva) el que fue alcalde, Felipe Núñez, presentó su dimisión por motivos profesionales, pasando a ser alcaldesa Mercedes Gordo (independiente) y Gerardo Sánchez, que fue alcalde de Armilla (Granada), decidió dimitir para participar en "un nuevo proyecto socialista pueda liderar el futuro" de la ciudad granadina.

Diferente fue el caso de Carboneras (Almería), donde Salvador Hernández fue cesado como alcalde para cumplir una condena de un año de inhabilitación especial para empleo o cargo público por denegar información a la oposición. El independiente Felipe Cayuela (Gicar) tomó posesión tras esto y es el actual regidor del municipio almeriense.

Por otro lado, el Villanueva del Arzobispo (Jaén) se produjo este año otro cambio de alcalde en virtud de un pacto tripartito. Isabel Nogueras tomó posesión como alcaldesa como consecuencia del pacto de gobierno alcanzado con la Agrupación de Electores Independientes por Villanueva (AEIV) y la Agrupación por Villanueva (AXV) en el año 2015. Sucedió en la Alcaldía a Jorge Martínez, de Agrupación por Villanueva, quien a su vez sustituyó a María Isabel Rescalvo.

DOS MOCIONES DE CENSURA ESTE AÑO

Aunque las mociones de censura ha sido uno de los motivos más repetidos por los que los municipios andaluces han cambiado de alcalde desde que arrancó el mandato en 2015, este año sólo ha habido dos que han prosperado, una en el municipio de Palomares (Sevilla) y otra en Huércal de Almería.

En el caso de Palomares, en las primeras semanas del año se dio luz verde a una moción de censura con los votos del PSOE, la confluencia entre IU y la Unión de Izquierdas de Palomares (UIPR), Vecinos por Palomares y el PA. Tras esto el PP terminó saliendo de la alcaldía de este municipio sevillano.

De su lado, en Huércal de Almería salió adelante una moción de censura impulsada por diez ediles de los grupos de PSOE, IULV-CA, Grimp, VHA y ACH contra el alcalde del PP, Ismael Torres. Torres había gobernado hasta el momento con la ayuda de cinco ediles, dos de ellos de partidos independientes y, tras esta moción, se alzó como nueva alcaldesa de la localidad la socialista Ángeles Castillo. Con esta, son 23 mociones de censura las que han prosperado desde que comenzó el mandato.

En el 2018 han sido pocos los casos de mociones de censura, sólo dos, todo lo contrario que en 2017, que hubo diez las mociones de censura que salieron adelante en una decena de ayuntamientos de Andalucía.

De este modo, el año pasado acumula el mismo número de mociones de censura aprobadas en ayuntamientos que se registró de manera conjunta en los seis últimos meses de 2015 y el año 2016. Cabe recordar que el 24 de mayo de 2015 tuvo lugar la jornada electoral, aunque no fue hasta el 13 de junio cuando se compusieron las corporaciones locales.

Desde que arrancó el mandato el PSOE ha perdido el bastón de mando en seis municipios por mociones de censura: Cuevas del Becerro (Málaga); Pizarra (Málaga); Manilva (Málaga); Jimena de la Frontera (Cádiz); Obejo (Córdoba); Los Guájares (Granada); Rincón de la Victoria (Málaga); Bollullos par Condado (Huelva); Begíjar (Jaén) y Marbella (Málaga).

El PP, por su parte, ha salido de la alcaldía en Tarifa (Cádiz), Ronda (Málaga), Arenas (Málaga), Quéntar (Granada), Frigiliana (Málaga), Priego de Córdoba, Palomares (Sevilla) y Huércal de Almería. Ciudadanos perdió la alcaldía de Constantina (Sevilla) e Izquierda Unida la de Santiponce (Sevilla). Por último, las formaciones de IxE y PIF dejaron de gobernar los consistorios de Estepa (Sevilla) e Isla Cristina (Huelva), respectivamente.

GRANADA, JAÉN Y ALMERÍA

Entre los casos más señalados de cambios de alcaldes vividos desde que arrancó el mandato se encuentran tres capitales de provincia: Granada, Jaén y Almería. En Granada el movimiento no vino propiciado por una moción de censura pero se llegaron a iniciar negociaciones para ello entre Ciudadanos y PSOE. El alcalde que en un primer momento fue investido, José Torres Hurtado (PP), resultó ser investigado dentro de una supuesta trama de corrupción urbanística.

De hecho, Torres Hurtado fue detenido en abril en una redada contra la corrupción municipal en el conocido como caso 'Nazarí', que aún está en fase de instrucción. La situación provocó de facto la ruptura del pacto de Gobierno entre los populares y Ciudadanos. El partido naranja llegó a hablar con el PSOE de una moción de censura, pero Torres Hurtado abandonó el cargo y Francisco Cuenca recuperó para el PSOE la Alcaldía de la ciudad nazarí.

Los otros dos casos que se dieron en capitales de provincias fueron en Almería y en Jaén y se dieron por la misma causa, la renuncia de sus alcaldes para ostentar otros puestos. En la capital almeriense fue investido nuevo alcalde de la ciudad Ramón Fernández-Pacheco (PP), para suceder al anterior primer edil Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, que renunció a la alcaldía para concurrir como candidato en las elecciones generales del 20D. En Jaén, Javier Márquez (PP) tomó posesión como nuevo alcalde después de que el anterior, José Enrique Fernández de Moya, fuera nombrado candidato del PP por la provincia de Jaén al Congreso.

Otros casos destacados por dramáticos fueron los Purullena (Granada), donde José Luis García Rufino (PA) falleció a los 67 años a causa de una enfermedad crónica que padecía, y el del municipio jiennense de Rus, donde falleció su alcalde, José Manuel Campos, de 31 años, al frente de la Alcaldía desde julio del 2015 por parte del PSOE, cuando sustituyó, su vez, a Manuel Hueso al ser elegido éste diputado provincial de Empleo.

Contador