Publicado 30/11/2021 13:10CET

Diputación de Granada interviene en una veintena de bienes arqueológicos con su programa de conservación

Yacimiento de Salar (Granada)
Yacimiento de Salar (Granada) - DIPUTACIÓN DE GRANADA

GRANADA, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

El programa que ha puesto en marcha la Diputación de Granada para conservación y uso del patrimonio arqueológico y paleontológico rural ha permitido intervenir en una veintena de bienes en municipios de la provincia, incluyendo actuaciones en yacimientos paleontológicos y arqueológicos correspondientes a diferentes épocas, desde la prehistoria hasta el comienzo de la edad moderna y, en concreto, en el caso de Granada, hasta la época de la rebelión de las Alpujarras.

Muchas de las actuaciones incluidas en este programa, dirigido a municipios de menos de 20.000 habitantes, ya han concluido y otras se encuentran en ejecución. El plan, que activó por primera vez la Diputación el pasado año, contó en su primera convocatoria, de 2020, con una inversión de 300.000 euros, aportados por la institución provincial, que financia el 80 por ciento del coste de cada intervención, cantidad a la que hay que sumar el 20 por ciento que corre a cargo de los municipios.

Según ha señalado el vicepresidente tercero y diputado provincial de Obras Públicas y Vivienda, José María Villegas, todas las actuaciones están orientadas a proteger, conservar y poner en valor el patrimonio de zonas rurales como "un elemento más de las acciones que viene impulsando la Diputación de Granada para frenar la despoblación".

"El programa también tiene como objetivo fomentar el conocimiento de los valores culturales y estimular la concienciación e identificación ciudadana con su patrimonio", ha precisado.

"Pretendemos que el medio rural considere estos bienes como una herramienta para su desarrollo y lo incorpore a las estrategias de su progreso para evitar el éxodo rural y revitalizar nuestros pueblos", ha afirmado Villegas, quien ha destacado la apuesta de la Diputación por la recuperación del rico legado patrimonial de la provincia.

El diputado de Obras Públicas y Vivienda ha indicado que actualmente la Diputación de Granada es la única institución que está concediendo ayudas a los municipios para la conservación y uso del patrimonio arqueológico y paleontológico, de ahí la "excelente acogida que tiene el programa".

Por ello, la Diputación ha duplicado en su segunda edición el presupuesto destinado a este programa, con una inversión de 600.000 euros, que aporta la institución provincial. Un total de 62 municipios se han presentado a la segunda convocatoria, que ahora está en fase de resolución y que permitirá duplicar el número de proyectos que se pueden ejecutar.

INTERVENCIONES REALIZADAS

Las intervenciones financiadas con cargo al programa de 2020 son de diferente naturaleza e incluyen excavaciones, restauración y mejora de información, accesibilidad o condiciones de la visita. Entre las veinte actuaciones, se encuentran bienes de carácter paleontológico y arqueológico y abarcan distintas épocas, desde la prehistoria hasta el medievo (siglo XVI).

De la época prehistórica se encuentran el yacimiento paleontológico de Fonelas, tres intervenciones referidas al arte rupestre, en concreto a las pinturas de Sierra de Arana en Diezma; las pinturas del Monte Jabalcón, en Zújar, y en el petroglifo de Dílar.

De época prehistórica también está el yacimiento de Villavieja, en Algarinejo, de gran interés nacional e internacional al tratarse de un recinto amurallado de la Edad del Cobre, con más de 5.000 años de antigüedad.

Además, las ayudas de la Diputación han permitido realizar intervenciones en yacimientos correspondientes a la Edad Antigua, de las ápocas ibérica y romana. En concreto, en el yacimiento íbero de Tútugi, en Galera, donde se ha realizado la excavación y el estudio del santuario del Cerro del Castillo. También se ha actuado en los yacimientos de Salar, donde se han restaurado elementos de la villa romana y en el teatro romano de Guadix, donde la intervención realizada a través del programa de la Diputación ha permitido recuperar el graderío.

Las ayudas de la institución provincial han posibilitado actuar en un importante número de bienes que pertenecen a las épocas medieval y moderna. Entre ellos, destacan las intervenciones desarrolladas en torres y castillos. Así, destacan las actuaciones en el castillo árabe de Zagra, en las torres medievales de Jerez del Marquesado, la torre de Cambriles, en Gualchos, la torre medieval de Torrecardela y el torreón romano de La Malahá.

Según los técnicos de la institución provincial, se trata de una "estructura hidráulica muy interesante que probablemente era una noria para elevar el agua salada en las salinas y que ahora está en investigación". Destaca también la intervención que se realiza en la Cacería de las torres, donde se investiga la ubicación y la forma que tenía el castillo de Tájara en Huétor Tájar. Junto a estas actuaciones, se encuentra la redacción del proyecto del castillo de Benamaurel, ocultado por las casas actuales.

Además, otros elementos medievales relacionados con el agua, como el castillo de Nigüelas y la acequia de Bérchules, que forma parte del patrimonio medieval hidráulico. También se ha realizado una investigación pionera sobre la producción del vidrio en Castril y en concreto, sobre la excavación en la Cueva de la arena, de donde se obtenía la materia prima, se ha intervenido en el patrimonio troglodita medieval, como las cuevas de Camariles, en Beas de Guadix, y se ha realizado una intervención arqueológica para poner en valor el barrio morisco de Algayda.

Según señalan los técnicos provinciales, las actuaciones realizadas o en ejecución con cargo al programa de Diputación permitirán aportar nuevos datos de la historia de la provincia de Granada, además de sacar a la luz restos patrimoniales y recuperarlos.

Para leer más