Publicado 03/02/2021 18:01CET

La Escuela de Convivencia Familiar de Jaén trabajará en la inserción social y laboral de personas en riesgo de exclusión

Cartel de la Escuela de Convivencia Familiar.
Cartel de la Escuela de Convivencia Familiar. - AYUNTAMIENTO DE JAÉN

JAÉN, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Escuela de Convivencia Familiar Coparentalidad Positiva está ya en marcha en la capital con el objetivo de favorecer la inserción social y laboral de personas en riesgo de exclusión del Polígono de El Valle y viviendas de algunas zonas de Expansión Norte de Jaén. Además, busca operar cambios en el ocio y el tiempo libre.

Se trata de una acción en la que colaboran el Ayuntamiento de la capital, la Junta de Andalucía y la Fundación Don Bosco, en el marco de la Estrategia Regional Andaluza para la Cohesión e Inclusión Social, Eracis, incluido en el Programa Operativo del Fondo Social Europeo de Andalucía, según ha informado este miércoles la concejal de Políticas Sociales, Ángeles Díaz.

"Los Servicios Sociales Comunitarios del Ayuntamiento serán los encargados de seleccionar a las unidades familiares residentes en estas zonas que, al encontrarse en riesgo de exclusión social, son a las que va dirigida esta acción", ha explicado.

La Escuela de Convivencia Familiar trabajará con estas familias para el desarrollo de sus habilidades personales y competencias sociales, con la promoción de actitudes positivas hacia el cuidado y la promoción de la salud.

"Crearemos un espacio en el que vivir un encuentro positivo, en el que abordar cuestiones de interés o preocupaciones que, al afrontarse, repercutan en una mejora de las relaciones entre padres, madres, hijos e hijas", ha apostillado la edil.

Ha añadido que la labor desarrollada por el personal que trabaja en la Estrategia Eracis ya ha permitido identificar carencias que hay que atajar, como las relativas al modo de afrontar el tiempo de descanso y la convivencia; los hábitos de estudio o el uso de las redes sociales.

La necesidad de potenciar la inteligencia emocional, las habilidades sociales y la comunicación y las nuevas herramientas que existen para trasladar mensajes entre la escuela y las familias, como el Classroom y el iPasen, son otras de las cuestiones detectadas.

En este contexto, la concejal ha afirmado que el trabajo que hay por delante consistirá en favorecer la mediación y la promoción del espíritu comunitario y articular una red de coordinación y colaboración entre los profesionales que intervienen en estas zonas.

Esta misión corresponderá a los profesionales de los Servicios Comunitarios de El Valle, la Liga Española de la Educación y la Fundación Don Bosco, que ha promovido un proyecto dedicado a atajar el absentismo. Las sesiones de trabajó están previstas para los martes, a partir de las 17,00 horas, en el Centro Social Don Bosco, en Santa María del Valle, 8.

La idea es que no solo acudan los padres y madres, sino que sea una actividad en familia, aunque promoviendo la conciliación familiar, al habilitar un aula específica para los más pequeños en la que, a través de juegos y dinámicas adaptada a la edad, se trabaje en las mismas temáticas elegidas para los mayores. La Fundación Don Bosco y la Liga Española de la Educación, además, promueven planes para el refuerzo escolar.