Publicado 12/02/2021 16:42CET

Escuelas Católicas de Andalucía critica el "incumplimiento de la promesa de PP, Cs y Vox para concertar Bachillerato"

Niños en un aula de un colegio, foto de recurso
Niños en un aula de un colegio, foto de recurso - Jesús Hellín - Europa Press - Archivo

SEVILLA, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

Escuelas Católicas de Andalucía (ECA), organización mayoritaria de la concertada en Andalucía (70%), con 400 centros y 225.000 alumnos, denuncia, superada la mitad de la legislatura, el "incumplimiento del acuerdo firmado por Partido Popular, Ciudadanos y Vox en lo relativo al concierto de los niveles de enseñanza de Bachillerato".

ECA explica en un comunicado que "se ha visto obligada" a realizar esta manifestación después de ver cómo las delegaciones territoriales de la Consejería de Educación han anunciado en la comisiones provinciales de conciertos que "emitirán informe desfavorable a la concertación de nuevas unidades en esta etapa educativa solicitadas por centros de todas las provincias, al entender que no satisfacen necesidades de escolarización, pese a que la mayor parte de ellas son unidades actualmente en funcionamiento con alumnado matriculado".

Asimismo, la organización insta al Gobierno Andaluz, y directamente a su presidente, Juanma Moreno, a rectificar para "no quebrantar una de las promesas electorales de un programa que le permitió acceder a la presidencia". "Corre el riesgo en caso contrario de que se extienda la sensación de que, en educación, todo
sigue igual en Andalucía a pesar del cambio de gobierno", señala el secretario general de Escuelas Católicas de Andalucía, Carlos Ruiz.

Por otra parte, ECA subraya que solicitó el pasado 15 de enero una reunión expresa al consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, y la viceconsejera, María del Carmen Castillo, para reactivar la situación de los conciertos de Bachillerato, así como otras históricas cuestiones pendientes como la configuración de los equipos directivos de los centros y la concertación de unidades de infantil en centros de líneas quebradas.

"No es que hayan estudiado o no nuestras propuestas, es que un mes después ni siquiera nos han contestado a esta petición de reunión. Sentimos que se ignoran los intereses de miles de familias de Andalucía", lamentan.

Desde Escuelas Católicas se subraya que la concertación del Bachillerato "fue una bandera electoral que causó gran entusiasmo entre todas las familias de la concertada" y que el acuerdo de gobierno firmado por Partido Popular, Ciudadanos y Vox, de diciembre de 2018, "señalaba expresamente la implantación progresiva del Bachillerato en la educación concertada con un plan en el que, aseguraban, se conseguiría que se cubriera la demanda de plazas".

"Más de dos años y medio después no se ha dado ningún paso en este sentido, y se han rechazado todas las peticiones de centros para acogerse en los niveles de Bachillerato al régimen de conciertos educativos", añade Carlos Ruiz. De hecho, según se anunciaba en el acuerdo, "se incorporaba al proyecto de presupuestos para 2021 un incremento equivalente a la concertación de 60 unidades de FP y Bachillerato, y un 25% en 2022".

Si bien ECA valora la ampliación por parte de la Consejería de los conciertos de la Formación Profesional, "el rechazo a los conciertos de Bachillerato no lo justifica y es inaceptable". "La negativa ante la que nos hemos encontrado esta semana, y el cero diálogo que nos ofrece la Consejería de Educación, manifiestan claramente que eso es papel mojado, promesas que no se van a cumplir y claro rechazo al fomento de la libre elección de centro", considera el secretario general.

"Pensábamos que el Gobierno andaluz iba a marcar distancias y a apostar sin complejos por lograr una educación despolitizada, inclusiva y de calidad en un contexto político nacional que se intuye adverso al derecho de las familias a elegir libremente el tipo de centro deseado para la formación de sus hijos", añade, al tiempo que asegura que "creemos que con esta actitud el gobierno del señor Moreno pierde gran parte de su credibilidad, pero sobre todo hay una Consejería que día a día viene frustrando las ilusiones de miles y miles de familias que esperaron un momento nuevo para que hubiera una renovación educativa. Por desgracia, la vieja política sigue encerrada en la Consejería de Educación, que las ventanas permanecen cerradas y que sigue sin haber renovación ni aire nuevo".

Escuelas Católicas de Andalucía defiende que la inclusión de los conciertos educativos en Bachillerato "mejoraría la calidad" del servicio educativo y la "equidad" en las posibilidades de elección de centros y que, además, "es la única vía para garantizar de forma efectiva la libertad de elección de las familias en esta etapa". "Muchos centros que hoy son privados, que desarrollan proyectos innovadores a los que no tienen acceso la ciudadanía, se convertirían en accesibles y todos gozarían de igualdad de oportunidades en la elección de Centros", indica Carlos Ruiz.

Además, apunta que "en muchas ocasiones, las familias con hijos en centros concertados con Bachilleratos privados se ven obligadas a abandonar su colegio no voluntariamente, sino como imperativo por no poder hacer frente al coste de dicho estudio". Y añade que "ello conlleva, entre otras cuestiones, una discriminación, incrementa la posibilidad de fracaso por tener que adaptarse a otros centros, a otros compañeros".

Por último, desde ECA aseguran que a las promesas "incumplidas" en lo relativo al concierto de Bachillerato se suman otras cuestiones que "evidencian que en educación todo sigue igual en Andalucía". Por un lado, precisa, "no se ha dado ningún paso para igualar la dotación horaria de los directivos de la concertada y la pública ni en general ha habido ningún avance para equilibrar el gasto por alumno entre centros públicos y privados concertados, que sigue siendo desmesuradamente superior en los primeros, lo que resulta un favoritismo intolerable por parte de una administración que debe ser garante del derecho a una educación de calidad tanto cuando es titular de ese derecho como cuando no lo es".

Por otro, prosigue, "continúa sin arbitrar aún las medidas que garanticen los mismos derechos para la educación pública y concertada, como transporte, comedor o mayor dotación de medios". Asimismo, a pesar de que la autonomía de los centros es considerada crucial para la calidad educativa por todos los expertos y estudios que abordan la cuestión, de momento "se mantiene en Andalucía un modelo muy intervencionista por parte de la administración", concluyen Escuelas Católicas de Andalucía.

Para leer más