Exministro Valeriano Gómez apunta que "la formación para el empleo necesita estabilidad política, financiera y jurídica"

El exministro de Trabajo Valeriano Gómez en Sevilla
AEGEF
Publicado 24/04/2018 14:11:44CET

SEVILLA, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

El exministro de Trabajo e Inmigración Valeriano Gómez ha destacado que "la formación para el empleo requiere de estabilidad política, financiera y jurídica para desarrollar su actividad con plenas garantías", durante la presentación del informe 'La formación para el empleo en España: propuestas para consolidar un sistema de formación para el empleo de calidad, eficiente, competitivo y profesionalizado'.

El exministro de Trabajo e Inmigración ha presentado este estudio en Sevilla, en un acto clausurado por la viceconsejera de Empleo, Empresa y Comercio, Pilar Serrano.

El acto ha congregado a las principales organizaciones profesionales del sector, esto es, la Asociación Estatal de Grandes Empresas de Formación (Aegef), la Asociación Nacional de Centros de e-Learning y Distancia (Anced) y la Confederación Española de Empresas de Formación (Cecap).

En su intervención, Valeriano Gómez ha manifestado que el sector de la formación "precisa de una estrecha y fuerte colaboración de los poderes públicos para el empleo que requiere de estabilidad política, financiera y jurídica para desarrollar su actividad con plenas garantías".

Tras la reforma legislativa que ha supuesto la Ley 30/2015 y el Real Decreto posterior, las organizaciones del sector, que representan a más de 15.000 empresas y 150.000 puestos de trabajo directos, reivindican al Gobierno "un desarrollo normativo que garantice la seguridad jurídica y mejore la planificación con el fin de promover una oferta formativa de calidad que mejore la empleabilidad en España".

Gómez ha asegurado en el informe que esta ley es "uno de los más significativos hitos en el desarrollo reciente de la formación para el empleo en España", pero requiere de una "estrecha y fuerte colaboración" entre el sector de la formación y los poderes públicos para afrontar juntos los retos actuales.

El exministro ha demandado también a estos poderes públicos que ofrezcan a las empresas de formación "estabilidad política, financiera y jurídica para desarrollar su actividad con plenas garantías".

Gómez ha añadido que una de las mayores dificultades para el sector "es la cantidad de requisitos burocráticos, que ahogan el desarrollo de la propia actividad de formación y generan una situación de inseguridad jurídica que retrae la iniciativa del sector".

La solución para Gómez pasa por "una formación para el empleo consolidada que avance hacia un sistema de gestión de calidad, eficiente, competitivo y profesionalizado, sometido a todos los controles que sean necesarios, siempre y cuando ese control no se realice a costa de dificultar su propia actividad".

En el evento también han intervenido el secretario general de la Asociación Estatal de Grandes Empresas de Formación (Aegef), Pedro Guzmán; el presidente de la Asociación Nacional de Centros de e-Learning y Distancia (Anced), Jorge Azcárate; y el vicepresidente segundo de la Confederación Española de Empresas de Formación (Cecap), Félix Martín.

En sus intervenciones, han destacado como principales retos "la necesidad de mejora del empleo y su calidad, reto que debe ser abordado en conjunto por la Administración Pública, las empresas y los trabajadores".

También han coincidido en destacar que las necesidades actuales "están próximas a un modelo de prestación de servicios profesionalizado y de calidad para el alumno, alejado del sistema de subvenciones". Las organizaciones profesionales del sector han reclamado "la necesidad de trabajar desde la unión para conseguir los cambios normativos necesarios para mejorar la formación para el empleo".

La clausura del acto ha corrido a cargo de la viceconsejera de Empleo de la Junta de Andalucía, Pilar Serrano, quien ha destacado el papel de la formación en la mejora de la empleabilidad de los trabajadores. Igualmente, ha resaltado la "inminente" puesta en marcha de la formación para ocupados, de la que se beneficiarán alrededor de 19.000 personas a través de 1.300 cursos.