Actualizado 07/01/2009 19:45 CET

Granada.- Tribunales.- Juzgan desde mañana a cuatro acusados de retener a una mujer a la que culparon de robarles

GRANADA, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Sección Primera de la Audiencia de Granada acoge desde mañana el juicio contra cuatro acusados de retener a una mujer a la que culpaban de robarles una cantidad que habían pagado a cambio de droga, hechos por los que cada uno de ellos se enfrenta a una petición fiscal de 14 años de cárcel.

Se trata de Federico G.G. y su mujer, Susana M.M, la hermana de ésta, María del Carmen M.M. y Julián P.A, todos --menos éste último-- sin antecedentes penales y en prisión provisional por esta causa.

En su escrito de acusación, al que tuvo acceso Europa Press, el Ministerio Público señala que los cuatro procesados llegaron a un acuerdo con otros individuos no identificados en marzo de 2008 para adquirir cierta cantidad de droga a cambio de 28.000 euros, sin que los segundos cumplieran con lo acordado, apoderándose del dinero.

Los cuatro culparon de esa situación a L.D.R.I., de 43 años, puesto que fue ella la que les puso en contacto con tales individuos para efectuar la transacción. Así, el 13 de marzo los acusados, "actuando de común acuerdo", la retuvieron a ella, y también a su novio, M.A.R.R., de 35 años, a los que trasladaron "en contra de su voluntad" a una vivienda en el Zaidín.

En la tarde-noche de ese mismo día los cuatro los volvieron a trasladar hasta el corral de una finca de Atarfe, a lo que fueron "obligados por la fuerza". Una vez allí, movidos por el deseo de recuperar el dinero entregado, obligaron a M.A. a que les entregara su ciclomotor, algo que éste hizo por las amenazas a él y a su novia.

El acusado Federico G.G., conocido con el alias de 'Jose', terminó por propinar a L.D. un puñetazo en la cara, sin que ésta llegara sufrir lesión por ello. En la madrugada del día siguiente los cuatro acusados decidieron dejar libre a M.A., a los efectos de que éste buscara dinero para sufragar los 28.000 euros, y se trasladaron a su casa llevándose a L.D.

En el domicilio de M.A., en Granada, los inculpados buscaron dinero y documentación para saldar la deuda. Sin embargo, durante esa mañana, M.A. denunció los hechos ante la Policía, por lo que horas después se consiguió liberar a L.D.

En días posteriores se practicaron las primeras detenciones y el 17 de marzo agentes de la Policía Nacional registraron el domicilio de Federico G.G. y su mujer, Susana M.M., con el consentimiento de éstos. En la vivienda, en Albolote, los policías se incautaron seis bolsas con cocaína, dos con hachís, balanzas de precisión, pistola de fogueo, un puñal, una navaja, seis teléfonos móviles y 3.085 euros.

Para el fiscal los hechos relatados son constitutivos de un delito de detención ilegal, robo con intimidación, contra la salud pública y otro de maltrato de obra, de los que considera coautores a los cuatro procesados, salvo el de maltrato, que le imputa a Federico G.G., para el que solicita, además de la pena de cárcel, una multa de 27.000 euros. Asimismo, en concepto de responsabilidad civil, se enfrentan al pago de 670 euros, valor del ciclomotor.