6 de junio de 2020
 
Publicado 06/01/2020 12:28:35 +01:00CET

Guardia Civil detiene a 16 personas en 2019 al intentar introducir droga en el Centro Penitenciario de Córdoba

Imagen de recurso de la Guardia Civil
Imagen de recurso de la Guardia Civil - GUARDIA CIVIL - Archivo

Intervenidas más de 220 dosis de hachís, así como pequeñas cantidades de marihuana, polen de hachís y sustancias psicotrópicas

CÓRDOBA, 6 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil de Córdoba en coordinación con la dirección del Centro Penitenciario Córdoba-Alcolea, ha llevado a cabo actuaciones planificadas que han permitido la detención de 16 personas como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas.

Las actuaciones han sido realizadas, de forma conjunta, entre funcionarios de prisiones de dicho centro penitenciario y agentes de la Guardia Civil, entre los que han destacado los perros del Servicio Cinológico del Cuerpo, lo que ha permitido llevar a cabo inspecciones en las que se han detenido a nueve hombres y a siete mujeres, como presuntos autores de un delito contra la salud pública.

Dichas personas, tal como indica la Guardia Civil en un comunicado, fueron detenidas en la sala de espera del centro penitenciario, en los momentos previos a llevar a cabo visitas "vis a vis" con internos o cuando en la paquetería dirigida a los mismos se había ocultado, principalmente entre prendas de vestir o calzado, sustancias estupefacientes y psicotrópicas.

Tanto en un caso, como en el otro, las personas y la paquetería fueron "marcados" previamente por el perro del Servicio Cinológico de la Guardia Civil.

Ante esta circunstancia, se procedía a realizar inspecciones más exhaustivas que han posibilitado el descubrimiento de sustancia estupefacientes ocultas en diferentes partes del cuerpo de las personas que pretendían realizar visitas a internos u oculta en las prendas o en el calzado que pretendían hacer llegar a éstos.

Así, a lo largo del presente año, han sido intervenidos más de 220 dosis de hachís, 12,9 gramos de polen de hachís, 4,1 gramos de marihuana y 21 pastillas de sustancias psicotrópicas. A ello, habría que sumar otras 34 aprehensiones realizadas en el control de accesos y aparcamiento y que, presumiblemente, también se pretendía introducir en el interior del Centro Penitenciario.

Aunque en principio las cantidades aprehendidas puedan no ser parecer notorias, según indica, la verdadera importancia de estas actuaciones conjuntas entre la Guardia Civil y el Centro Penitenciario radican en "impedir la entrada de este tipo de sustancias en una instalación de este tipo, evitando de ese modo el consumo de drogas en su interior y con ello la aparición de problemas de convivencia entre la población reclusa".

En todos los casos, las diligencias policiales instruidas, las sustancias estupefacientes intervenidas y los detenidos fueron puestos a disposición de la autoridad judicial competente.

Para leer más