Actualizado 21/12/2021 14:37 CET

La Guardia Civil investiga una denuncia de supuesta agresión homófoba a una joven en Pozoblanco (Córdoba)

Archivo - Una patrulla de la Guardia Civil en Pozoblanco.
Archivo - Una patrulla de la Guardia Civil en Pozoblanco. - GUARDIA CIVIL - Archivo

POZOBLANCO (CÓRDOBA), 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil investiga una denuncia de una joven de 23 años de Pozoblanco (Córdoba) tras supuestamente sufrir una agresión homófoba en una discoteca del municipio el pasado sábado, cuando salió de fiesta con varios amigos para celebrar su cumpleaños y sobre las 4,30 horas fue agredida por otro joven.

Así lo han confirmado a Europa Press fuentes cercanas al caso y ha adelantado el diario digital 'Cordópolis', que detalla que la denunciante señala que en ese momento se encontraba sola con su amigo en la barra del local cuando otro chico se le acercó y recuerda que, tras responderle a algo que le dijo el presunto agresor, comenzó a darle "empujoncitos en el hombro".

Según ha expuesto, "aunque estaba en 'shock'" se defendió para evitar que fuese a mayores. Sin embargo, dice que entonces recibió un empujón más fuerte que le dio "con el antebrazo" y que le hizo caer de espaldas al suelo. En la caída se dio un golpe con la barra que estaba delante, aunque sin lamentar ningún daño físico mayor.

En la denuncia, la víctima expone que, tras la agresión, el presunto autor le increpó diciéndole: "Esto, por mujer y bollera". La chica está "segura" de que fue una agresión homófoba, además de por esta frase, porque ella lleva "anillos de la bandera Lgtbiq+ y de la bandera trans".

Ante la situación que vivió, ha explicado que su amigo la defendió y que también actuaron los vigilantes de seguridad del local que, finalmente, "no lo echaron". Además de las lesiones físicas que le ocasionó la caída, también perdió en ese momento unas gafas valoradas en cien euros, según detalla la denuncia, que "en la caída salieron disparadas y han perdido un cristal", además de tener "la estructura metálica destrozada".

Al día siguiente, fue cuando tras visitar la consulta del médico, donde fue atendida en estado de ansiedad, se personó ante la Guardia Civil para interponer la denuncia, que ahora la Benemérita investiga.