Actualizado 09/07/2013 19:00 CET

El herido granadino en las protestas de 'Rodea el Congreso' se encierra en la Junta para reclamar ayuda

Ha trasladado a la delegada de la Junta que no levantará el encierro hasta que atiendan su reivindicación

GRANADA, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

Miguel Ángel Mora, el granadino que resultó herido durante los disturbios registrados el pasado 25 de septiembre en Madrid bajo el lema 'Rodea el Congreso', ha iniciado un encierro en la sede de la Junta en Granada para reclamar la recalificación de su grado de minusvalía y una serie de ayudas por las "secuelas físicas" que padece.

En declaraciones a Europa Press, Mora ha explicado que durante la manifestación del 25 de septiembre fue "agredido" por parte de varios policías antidisturbios, lo que le provocó diversas lesiones por las que aún no ha recuperado parte de la movilidad de su cuerpo.

Tras la agresión, que requirió su ingreso en un centro sanitario de Madrid, donde permaneció hasta el 2 de octubre, tras lo que fue trasladado a Granada, Mora solicitó la concesión del reconocimiento de persona con discapacidad, obteniendo un grado de minusvalía del cuatro por ciento.

Para el activista, miembro del 15M, este porcentaje es "insuficiente", dado que padece falta de movilidad en parte de su cuerpo e "inmovilidad total" en una pierna, lo que, según relata, dificulta todas las actividades de su vida diaria y le impide además acceder a beneficios sociales.

Por ello, Mora solicita a la Junta la recalificación de su grado de discapacidad; la provisión de un medio de locomoción eléctrico para poder desplazarse; asistencia de ayuda domiciliaria y psicológica; la adaptación de su vivienda a su minusvalía y una compensación económica provisional hasta que se abra el juicio oral por las agresiones que sufrió en las manifestaciones del 25 de septiembre.

El activista ha trasladado estas reivindicaciones a la delegada del Gobierno andaluz en Granada, María José Sánchez, en el transcurso de una reunión mantenida tras el encierro en la que Mora ha transmitido su pretensión de no levantar la protesta hasta que se atiendan sus peticiones.

"No voy a negociar y no me voy a mover de aquí hasta que no se materialicen todos los puntos, no me fío de papeles ni de acuerdos verbales", ha advertido Mora, que cuenta con el respaldo del Movimiento 15M en Granada, el cual ha iniciado una campaña informativa en apoyo a su compañero.