El hijo mayor de Juana Rivas traslada al tribunal cómo es su relación con el padre

Juana Rivas llega al juzgado para recoger su sentencia condenatoria
ÁLEX CÁMARA/EUROPA PRESS-ARCHIVO
Publicado 13/11/2018 19:15:00CET

GRANADA, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

El hijo mayor de Juana Rivas ha trasladado este martes al tribunal de Cagliari (Italia) cómo es su relación con su padre, tras la última denuncia por supuestos malos tratos en el ámbito doméstico de la madre de Maracena (Granada), condenada a cinco años de prisión por sustracción de menores.

El tribunal que lleva el caso sobre la custodia de los hijos de Juana Rivas y el italiano Francesco Arcuri ha escuchado al mayor de ellos, de doce años, a petición de la madre, en el transcurso de una sesión que ha arrancado a las 16,30 horas y que se ha prolongado durante aproximadamente hora y media, según han detallado a Europa Press fuentes del caso.

Según estas mismas fuentes, el tribunal no ha tomado ninguna medida cautelar, tras esta vista en la que el juez ha recogido, en presencia del fiscal y un perito, el testimonio del menor sobre cómo es su relación con sus progenitores. Las partes no han podido presenciar esta sesión, y quedan a la espera de la próxima resolución judicial al respecto.

Juana Rivas ha continuado estas últimas semanas en Italia, después del incidente ocurrido en la semana del 21 de octubre, cuando decidió no entregar a los niños al padre y denunciarle por supuestos malos tratos al pequeño, de cuatro años. Finalmente, se los devolvió el día 25 después de que la justicia italiana emitiera una orden para que así lo hiciera tras la denuncia del progenitor, y continúa viéndolos en el marco de lo estipulado por el juez.

Esta madre de Maracena (Granada) ha sido condenada en España a cinco años de prisión y seis sin la patria potestad de sus hijos por sustracción de menores, después de que hace dos veranos incumpliera las resoluciones judiciales que le obligaban a entregarlos al padre, al que acusa de malos tratos. Rivas ha recurrido la sentencia y la Fiscalía ha pedido que se desestime y se confirme la pena.