Juanma Moreno expresa su "repulsa y tristeza" tras declararse el caso de Iznájar como violencia de género

Vox asegura que "no cree en el Estado autonómico" y Moreno le reclama apoyo para exigir 4.000 millones de financiación
Jesús Prieto - Europa Press - Archivo
Publicado 07/06/2019 20:22:39CET

SEVILLA, 7 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha expresado su "condena, repulsa y tristeza" después de que la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género haya incluido este viernes 7 de junio el asesinato de una mujer de 51 años de edad en una vivienda en las afueras del municipio cordobés de Iznájar cometido el pasado lunes.

"Condena, repulsa y tristeza ante un nuevo caso de violencia machista. Entre todos tenemos que acabar de una vez por todas con esta lacra", ha indicado Moreno en un mensaje en su cuenta personal de Twitter, recogido por Europa Press.

La investigación apunta que su marido, de unos 54 años de edad, le disparó con una escopeta con la que, supuestamente, él se suicidó después.

Con la incorporación de este caso a las estadísticas oficiales de asesinadas a manos de sus parejas o exparejas las víctimas mortales por este tipo de violencia se elevan a 23 en lo que va de año, casi el doble que en el mismo periodo de 2018, cuando a fecha 7 de junio se habían contabilizado 12 asesinadas. Desde el año 2003 hasta hoy las mujeres víctimas mortales por violencia de género ascienden a 998.

En el último crimen confirmado no constan denuncias interpuestas por violencia de género. De las 23 mujeres asesinadas en 2019, solo tres (el 13%) habían acudido a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para denunciar su situación de maltrato, frente a 20 (el 87%) que no había denunciado a su agresor.

Se habían concedido medidas de protección en favor de la víctima en dos de los tres casos denunciados, y en uno de ellos las medidas estaban vigentes en el momento del crimen. De las 23 víctimas mortales, 20 tenían una relación de pareja con el investigado, y en tres eran expareja o estaban en fase de ruptura. En total, 17 de ellas convivían con su presunto agresor.

La mayoría de las víctimas de los asesinatos por violencia de género (el 39,1%) tenían entre 41 y 50 años, tramo de edad también mayoritario entre los presuntos agresores (39,1%). El 56,5% de las mujeres asesinadas eran españolas y el 43,5% procedían de otro país; mientras que 12 de los 23 hombres son españoles (el 52,2%) y 11 son extranjeros (47,8%). De esos 23 presuntos agresores, se suicidaron siete tras cometer el crimen y dos lo intentaron sin éxito.

Cuatro comunidades autónomas concentran casi el 70% de los asesinatos de mujeres a manos de sus parejas o exparejas que se han cometido en lo que va de 2019, según los datos de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género recogidos por Europa Press.

En concreto, 16 de los 23 crímenes contabilizados este año tuvieron lugar en Canarias (5), Comunidad de Madrid (4), Andalucía (4) y la Comunidad Valenciana (3). Los siete restantes se produjeron en Cataluña (2), Aragón (1), Cantabria (1), Castilla y León (1), Galicia (1) y la Región de Murcia (1).

De acuerdo a la estadística del Gobierno, desde enero permanece en investigación el caso de Romina Celeste Núñez, desaparecida en día de Año Nuevo en Costa Teguise (Lanzarote). Su marido afirma que se la encontró muerta y que se deshizo de su cadáver lanzándolo al mar.

Estos mismos datos reflejan que en lo que va de 2019, un total de 14 menores de edad se han quedado huérfanos por violencia de género contra sus madres; y un niño de 10 años fue asesinado presuntamente por su padre en Santa Cruz de Tenerife el pasado 23 de abril.

Contador