2 de abril de 2020
 
Publicado 27/02/2020 12:40:43 +01:00CET

Junta asegura que la futura oficina en Cataluña "no va contra nadie" y sí a "favor de muchos"

Elías Bendodo, este jueves
Elías Bendodo, este jueves - JUNTA DE ANDALUCÍA

SEVILLA, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

El consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo, ha asegurado este jueves que la futura Oficina de la Junta de Andalucía en Cataluña "no va contra nadie" y sí "a favor de muchos", como de los miles de andaluces que residen en esa comunidad; de los intereses empresariales y del desarrollo económico de Andalucía, porque será una oportunidad para captar inversiones, y a favor de la cohesión de España.

Durante su comparecencia en comisión del Parlamento, ha indicado que el Gobierno andaluz estudia compartir la sede en Cataluña con las federaciones más representativas de andaluces en esa comunidad. Así, la intención es que esa delegación sirva también de sede para la Federación de Entidades Culturales Andaluzas en Catalunya (Fecac) y para la Federación Andaluza de Comunidades (FAC).

Bendodo ha recordado que el Estatuto de Autonomía de Andalucía obliga a atender a los andaluces en el exterior, al señalar que los andaluces en el exterior y las comunidades andaluzas asentadas fuera de Andalucía, como tales, tendrán derecho a participar en la vida del pueblo andaluz y a compartirla, en los términos que, en cada caso, establezcan las leyes.

El consejero ha expuesto que Cataluña cuenta con un tejido asociativo muy dinámico, que no sólo organiza actividades en la comunidad autónoma, "sino que se esfuerzan en mantener el vínculo de sus descendientes con nuestra tierra y con la propia Junta de Andalucía".

La intención del Gobierno andaluz, tal y como expresó el presidente de la Junta de Andalucía en el Parlamento, es que la Delegación de la Junta en Cataluña atienda a empresarios que quieran invertir en nuestra comunidad y, al mismo tiempo, fortalecer y ayudar a los emprendedores andaluces con intereses en Cataluña.

El titular de Presidencia ha recordado que la presencia institucional de Andalucía en Cataluña no es nueva, ya que existen antecedentes desde 1992 a través de distintas fórmulas. Según ha detallado, con posterioridad, en 2003, se crearon una serie de puestos de tipología eventual ligados a la Consejería competente en la atención a andaluces en el exterior y que tenían asignado localidad de desempeño fuera de Andalucía, en particular dos en Barcelona (un técnico y un administrativo) y otro en Madrid.

Ha expuesto de que la dirección bajo esta figura administrativa la han ocupado Francisco Hidalgo Gómez desde el 1 de marzo de 2003 hasta el 31 de mayo de 2008, que fue responsable de la Delegación para las Comunidades Andaluzas de Cataluña, Valencia y Baleares de la Junta de Andalucía con sede en Barcelona.

El consejero ha señalado que en estos momentos se está buscando un local para atender a los aproximadamente 550.000 andaluces que viven en Cataluña, "la región del mundo con la mayor concentración de andaluces fuera de Andalucía".

Por su parte, la diputada de Adelante Andalucía Ana Naranjo ha mostrado su preocupación por el hecho de que la Junta pueda estar utilizando la próxima apertura de dicha oficina como "ariete frente a las políticas del Gobierno central" y para "confrontar". "No queremos que se utilice nuestra bandera y esta tierra para confrontar con otras comunidades", ha dicho.