3 de junio de 2020
 
Publicado 05/02/2020 20:45:22 +01:00CET

La Junta defiende el nuevo sistema de venta de entradas de la Alhambra: "Mirar a otro lado hubiera sido delictivo"

Torre de la Cautiva
Torre de la Cautiva - ALHAMBRA - Archivo

SEVILLA, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta, Patricia del Pozo, ha defendido este miércoles ante el Pleno del Parlamento el nuevo sistema de venta de entradas a la Alhambra de Granada, afirmado que si no se hubiese abordado este cambio y se hubiera mirado para otro lado, "hubiera sido delictivo".

"Se acabó especular con las entradas de la Alhambra", según ha sentenciado la consejera, quien ha indicado que con este nuevo sistema quien quiera ir a la Alhambra tendrá una entrada y la agencia que tenga un cliente también tendrá una entrada.

Ha querido dejar claro que era una "obligación y responsabilidad" de la Junta cambiar el sistema de venta de las entradas, porque mirar hacia otro lado hubiera sido "delictivo".

Del Pozo ha denunciado que había situaciones de precios abusivos de entradas o incluso de venta de entradas de niños cuando éstas son gratuitas. Ha añadido que había "acaparamiento" de entradas por parte de agentes autorizados que ni siquiera las compraban, sino que las reservaban y luego las ofrecían a agencias a un precio muy superior al de su venta oficial.

Asimismo, ha querido dejar claro que en modo alguno, con el nuevo sistema de venta de entradas, se perjudica el turismo y las visitas culturales, sino que, por el contrario, se refuerzan.

La consejera ha expuesto que la nueva normativa responde a los criterios de transparencia, legalidad y consenso institucional, dando cumplimiento a las recomendaciones de la Agencia de Defensa de la Competencia de Andalucía, que cuestionó en un informe emitido a comienzos de 2019 el modelo de reparto de entradas en vigor.

El Patronato ha diseñado el nuevo sistema de venta de entradas, en el que desaparece la reserva previa de los agentes autorizados y se establece la compra directa, velando por el interés general, respetando de forma estricta las normas de competencia y atendiendo a la buena regulación económica, según ha dicho.

Ha añadido que en el diseño del nuevo sistema se han dirigido todos los esfuerzos en acabar con esa imagen de entradas siempre agotadas y con las denuncias por supuesta reventa y acaparamiento que tanto perjudica el destino Granada y la imagen del conjunto monumental.

Con este nuevo sistema, se prevé que el visitante pueda planificar su visita a la ciudad y al monumento con más antelación y aumente su tiempo de pernocta, que es uno de los objetivos de la actual dirección del monumento granadino, de forma que se puedan ver beneficiados tanto el visitante como las agencias, al tener la opción de planificar los viajes.

En cuanto las novedades, la venta de entradas se realizará a través de una compra directa y dos canales diferentes: Venta General e Institucional. El canal Venta General dispondrá del 82 por ciento de las entradas previstas en aforo, con la siguiente distribución: el 70 por ciento, para la venta directa, y el 12 por ciento para acuerdos y convenios que fomenten las iniciativas públicas en aras de la pernoctación y el desarrollo económico y social de la ciudad de Granada y su provincia. A su vez, dentro del porcentaje (70%) destinado a venta directa, un 36 por ciento se destinará para su comercialización a largo plazo (12 meses); el 22 por ciento, a medio plazo (3 meses); y el 12 por ciento, a corto plazo (1 mes).

El canal Institucional, por su parte, tendrá asignado el 18 por ciento de las entradas previstas en aforo y se destinará a visitas culturales, educativas, académicas, de investigación, sociales e institucionales.

A partir del próximo 1 de marzo se podrán conseguir las entradas de manera anticipada desde la web oficial (tickets.alhambra-patronato.es), el teléfono 24h Contact Center +34858953616 y las máquinas expendedoras automáticas, así como el mismo día de la visita en la taquilla del monumento.

El proceso de compra requiere, además, la nominación y su abono íntegro en el momento, y no se limita el número de localidades que se pueden adquirir. El nuevo sistema de venta de entradas convivirá con el actualmente en uso hasta el 1 de mayo. A partir de ahí, el sistema actual, vigente desde 2016, desaparecerá por completo.

REACCIONES POLÍTICAS

Por su parte, el diputado del PSOE-A Javier Fernández ha rechazado el nuevo sistema, apuntando que, pese a que la consejera diga que es la solución, no resolverá problemas y eliminará las reservas previas de los agentes. Le ha reprochado que haya "criminalizado" el sistema que ha estado vigente estos años. Ha criticado la ausencia de consenso con los agentes del turismo en Granada y ha denunciado que la única preocupación de la Junta es la recaudación.

La diputada del PP-A Pilar Pintor ha dicho que la Consejería de Cultura está actuando con responsabilidad y gestionando los recursos de todos de la mejor manera posible. Ha indicado que había que poner punto final a la imagen de que no hay entradas disponibles para acceder a la Alhambra.

El diputado de Ciudadanos Javier Pareja ha criticado que el anterior Gobierno del PSOE-A hiciera "oídos sordos" y no tomara medidas para frenar los "abusos" y la "especulación" que se estaba produciendo con el sistema de venta de entradas que ahora se va a cambiar. A su juicio, es algo habitual a la vista de todo lo que se está descubriendo de la anterior gestión socialista en las distintas consejerías.

La diputada de Adelante Andalucía Ana Naranjo ha dicho que, sin duda, hay un lucro económico con la venta de entradas de la Alhambra que se tiene que frenar y ha indicado que no le ha quedado claro cómo la Junta pretende, con su nuevo modelo, que se frene esa especulación con las entradas, y que haya una mayor transparencia en el beneficio de la taquilla, que debería trasladarse también a otros monumentos.

El diputado de Vox Benito Morillo ha indicado que el decreto sobre el nuevo sistema de venta de entradas debería "paralizarse" hasta llegar a un consenso entre todas las partes y ha considerado que el sector de las empresas turísticas de Granada se podría ver perjudicado por este nuevo sistema. No obstante, ha considerado que el nuevo sistema puede acabar con las reventas y el abuso que existía hasta ahora.