Actualizado 10/10/2011 16:59 CET

La Junta prevé una campaña de aceite de oliva "similar" a la pasada con una producción de 1,1 millón de toneladas

Roque Lara, Clara Aguilera Y Felipe López En La Presentación Del Primer Aforo.
Europa Press

JAÉN, 10 Oct. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía, Clara Aguilera, ha anunciado este lunes que el primer aforo de aceite de oliva de la campaña 2010-2011 cifra la producción andaluza de aceite de oliva en 1.132.074 toneladas, lo que supone un ligero incremento del 0,6 por ciento con respecto a los datos cerrados de la anterior y un diez por ciento por encima de la media de las cuatro últimas campañas.

En rueda de prensa en Jaén, Aguilera ha explicado que estas estimaciones ponen sobre la mesa una producción "similar" a la de 2010/11, cuando se registraron 1.124.988 toneladas de aceite de oliva. En este caso, se prevé que la cantidad de caldos provenga de una producción de aceituna de 5.367.150 toneladas, de las que 2.605.000 se recogerán en la provincia jiennense, que continúa siendo la que "marca de forma determinante" la producción en la comunidad.

Así, Jaén seguirá liderando la producción global andaluza al aportar, gracias a un rendimiento graso del 22,26 por ciento, cerca al 50 por ciento del total con 580.000 toneladas de aceite de oliva que, sin embargo, suponen una reducción en 8.000 toneladas con respecto a los datos de la última campaña. Además, ha detallado que este nivel de producción permitirá la creación de 5.790.000 jornales en la recolección del fruto y otros 226.500 en su molturación.

En cuanto a las demás provincias, las estimaciones del Gobierno andaluz sitúan, por detrás de Jaén, a Córdoba con 261.000 toneladas de aceite de oliva; Granada con 124.809; Sevilla con 79.867 y Málaga con 63.500. En las últimas posiciones y ya con una diferencia más apreciable, se encuentran Almería, para la que se prevé una producción de 9.723 toneladas de aceite; Cádiz, con 7.575 y Huelva, que sólo aportará 5.600 toneladas al total de la comunidad.

La titular de Agricultura y Pesca también ha ofrecido información sobre la cosecha de aceituna de mesa prevista para esta campaña, que experimentará una importante bajada del 20,6 por ciento con respecto a la pasada, si bien supondrá un 0,9 por ciento más de la media de los últimos cuatro ejercicios. Sevilla sigue liderando la producción con un 71,3 por ciento del total.

En cualquier caso, Aguilera ha destacado que se trata de estimaciones que son "la foto de estos momentos", pero que están sujetas a las condiciones meteorológicas. En este sentido, ha dicho que la escasez de lluvias en otoño puede afectar principalmente a los niveles de rendimiento del fruto y ha apuntado que las precipitaciones frecuentes durante la recogida "complica las labores", como ocurrió el pasado invierno, aunque finalmente no repercutió negativamente en la producción que fue también alta.

CONSUMO Y PRECIOS

Por otro lado, la consejera se ha referido a las perspectivas comerciales para la campaña, teniendo en cuenta los datos sobre el consumo en España del Consejo Oleícola Internacional (COI), para el que con unas 550.000 toneladas de aceite de oliva "tiende a estabilizarse", al igual que en otros países tradicionalmente consumidores y conocedores de este producto.

Frente a ello, según ha destacado, se encuentra el dato positivo que significa el aumento en la demanda mundial, especialmente en puntos como Estados Unidos o Australia, que se refleja en el consiguiente incremento de las exportaciones. De este modo, en la pasada campaña y hasta el pasado mes de julio España había vendido al exterior 669.800 toneladas de aceite (un 7,2 por ciento más que en la anterior), de las que 436.302 correspondieron a Andalucía, que copa el 68 por ciento del total. En cuanto a las importaciones, se convierten en algo "prácticamente testimonial" con 35.600 toneladas entre octubre de 2010 y el pasado julio en el país.

Asimismo, Aguilera ha presentado un recorrido por la evolución de los precios del producto en el que, tras un ligero ascenso en 2009, la tónica habitual es la de valores bajos inferiores a lo que debería ser adecuado para el sector. En este punto, se ha referido al efecto del almacenamiento, cuyo anuncio de activación, permitió un pequeño repunte. No obstante, y a la espera de que sea puesto en marcha, ha insistido en que necesita modificaciones, puesto que su mantenimiento "con precios de diez años atrás" lo hace "absolutamente ineficaz" en los momentos determinantes.

PAC Y LEY DEL OLIVAR

En esta línea, ha confiado en que esos cambios se incluyan en la próxima reforma de la Política Agraria Común (PAC), en la que, además, el Gobierno andaluz va a "defender la diferencia" en la agricultura y el olivar contra las tasas planas y homogéneas porque "crean desempleo, pobreza y se abandonan los pueblos". Igualmente, se ha comprometido a luchar por que el olivar mantenga su nivel actual de ayudas, si bien ha remarcado que la realidad no son iguales en todas las explotaciones y eso también debe tenerse en cuenta, al igual que la especificidad del regadío.

Junto a la PAC, Aguilera ha considerado que la recién aprobada Ley del Olivar en Andalucía es un instrumento para ayudar a solventar los problemas del sector que pone de manifiesto el "compromiso de primer nivel" de la Junta para poner en marcha, junto con el sector, las medidas necesarias para su mejora.

"Vamos a trabajar en su desarrollo hasta con los que ni siquiera se han puesto a debatirla. Porque, estando aquí, ya que hizo de portavoz, hubo uno suplente y otro principal del PP. Uno que trabajó, el señor Armijo, y otro que se puso en la foto, el alcalde de Jaén (José Enrique Fernández de Moya), que ni se había mirado ni sabía las enmiendas que le habíamos aprobado. Pero me da igual: nos ponemos todos en serio, también con el alcalde de Jaén aunque no quiera y esté más en su propaganda, y vemos las medidas", ha declarado, para insistir en la dimensión empresarial y la concentración de la oferta como una de las fundamentales para no tener "un grave problema".