Junta quiere acabar con la "maraña urbanística" de PSOE-A, que ha provocado que haya 300 planes generales "atascados"

Pleno del Parlamento Andaluz con la elección de los nueve senadores
María José López - Europa Press
Publicado 06/03/2019 17:52:13CET

SEVILLA, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, ha manifestado este miércoles ante el Pleno del Parlamento que el nuevo Gobierno andaluz tiene como objetivo poner fin a la "maraña urbanística" que provocó el anterior Ejecutivo del PSOE-A y que ha llevado a que actualmente haya 300 planes generales de los ayuntamientos "atascados en los cajones de la consejería".

Durante su comparecencia ante el Pleno para informar sobre medidas a adoptar para agilizar, simplificar, armonizar y aclarar los procedimientos y trámites administrativos en materia de urbanismo y ordenación del territorio, Carazo ha denunciado que la "maraña urbanística" que provocaron los gobiernos del PSOE-A han frenado el desarrollo de Andalucía y la inversión y ha denunciado que había que esperar una media de ocho años para aprobar los planes generales de los ayuntamientos, por los largos procedimientos administrativos.

En relación con las viviendas en suelos no urbanizables, ha señalado que el Gobierno andaluz ya está trabajando ante este asunto complejo y ha denunciado que hasta ahora sólo ha habido "parches" porque las modificaciones legales que llevaron los anteriores gobiernos del PSOE-A no ofrecieron ninguna solución a la problemática de estas edificaciones.

Ha anunciado, en relación con las edificaciones irregulares situadas dentro de asentamientos urbanísticos, que se va a permitir el acceso a los propietarios al "régimen de asimilado al fuera de ordenación", permitiendo el acceso, siempre que se cumplan todas las garantías legales, al registro de la propiedad y a los servicios mínimos necesarios, si bien adoptando las medidas correctoras precisas para minimizar el impacto ambiental de estas actuaciones.

Ha señalado que hay que afrontar este debate pensando en los usuarios, en las condiciones de salubridad y de seguridad de esas edificaciones y en el medio ambiente.

Ha manifestado que como sucede con la deuda que se han encontrado en la consejería, en materia normativa también han recibido una "nefasta herencia" del anterior Gobierno del PSOE-A, empezando por una Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA) que tiene 16 años y que ha sufrido once cambios legislativos, algunos de gran calado. Ha denunciado que esa norma nació con "falta de coherencia" y es un texto "complejo, muy farragoso e inconexo, que no resuelve los problemas del urbanismo andaluz".

Carazo ha indicado que el anterior Gobierno del PSOE-A intentó promover una nueva ley de urbanismo de Andalucía, cometiendo el "error garrafal" de no implementar otras medidas necesarias. Ha señalado que esa nueva norma finalmente no llegó a ver la luz, lo que constató el "fracaso absoluto" del anterior Gobierno en esta materia, con funestas consecuencias para el urbanismo, la economía y las políticas de sostenibilidad y social.

Ha querido dejar claro que el nuevo Gobierno no va a caer en ninguno de los "errores" del anterior Ejecutivo, y va a apostar por una nueva Ley del Suelo, junto a la adopción de otras medidas paralelas para dotar de coherencia y sensatez al modelo urbanístico andaluz. Ha pedido a los grupos colaboración para que esta norma surja con el mayor consenso posible.

Ha manifestado que el Gobierno andaluz no va a esperar a tener aprobada la nueva Ley del Suelo para resolver el problema del urbanismo en Andalucía, ya que es necesario tomar medidas de manera inmediata para simplificar plazos, aclarar competencias o y facilitar los desarrollos sostenibles. "Queremos un urbanismo más operativo y eficaz al servicio de todos los andaluces", según ha apuntado.

Según ha explicado la consejera, el objetivo es avanzar hacia una ordenación urbanística basada en reglas "sencillas y claras": "Tenemos muy claras las ideas y sabemos lo que necesita nuestro urbanismo y sabemos como hacerlo". Ha añadido que no se trata tanto de "desregularizar, sino de clarificar, simplificar y armonizar".

Para Carazo, no se necesitan normas complejas, "sino reglas justas, asumibles y que se cumplan". Ha querido dejar claro que se va a poner a disposición de los ayuntamientos todos los instrumentos de planificación urbanística que les permita intervenir con solvencia.

Ha señalado que para mejorar el urbanismo lo primero que se impone es simplificar los trámites administrativos y han indicado que las medidas del anterior Gobierno del PSOE-A solo vinieron a "complicar y enmarañar".

Marifrán Carazo ha querido dejar claro que el Gobierno andaluz apostará claramente por un nuevo modelo urbanístico y territorial, con la mejora y reforma del sistema urbanístico andaluz, apuntando que "hay una hoja de ruta" totalmente diferente a la que tenía el anterior Ejecutivo del PSOE-A. Ha agregado que se van a iniciar todas las medidas necesarias para agilizar, simplificar, armonizar y aclarar los procedimientos y trámites administrativos en materia de urbanismo y ordenación del territorio.

"PELOTAZOS URBANÍSTICOS"

Por su parte, la diputada del PSOE-A Beatriz Rubiño ha manifestado que en la anterior legislatura se realizó un trabajo ingente en materia urbanística, con el planteamiento de un anteproyecto de Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía, que tenía entre sus objetivos reducir los trámites y plazos y apostaba por la sostenibilidad territorial y social. Ha denunciado que el nuevo Gobierno pretende imponer un "modelo de urbanismo salvaje y feroz".

Ha señalado que el PP no está legitimado para hablar de una ordenación del territorio eficaz y ágil y de un urbanismo ordenado, "a no ser que hablamos de pelotazos urbanísticos y de burbujas inmobiliarias" y ha hecho alusión a los "escándalos urbanísticos" desde ayuntamientos del PP.

El diputado de Adelante Andalucía Diego Crespo ha confiado en que la simplificación de los trámites administrativos no suponga relajar los controles y mirar para otro lado, y ha preguntado si el nuevo Gobierno va a tratar "de liberalizar el mercado del suelo en Andalucía". Ha pedido que se impida la especulación con el suelo y que se garantice el derecho a la vivienda para los más desfavorecidos.

El portavoz parlamentario de Vox, Alejandro Hernández, ha manifestado que la situación de la normativa urbanística exige una más que necesaria renovación y reformulación. Ha indicado que es necesaria la simplificación normativa, pero que tiene que ir acompañada de una simplificación de los procedimientos. Ha pedido a la Junta que sea valiente y formule con carácter renovador nuevas ideas que puedan servir para revitalizar un sector tan importante como el de la construcción.

El parlamentario de Ciudadanos (Cs) Juan de Dios Sánchez ha señalado que el nuevo Gobierno andaluz no va a continuar con políticas "ineficaces" del PSOE-A que han supuesto un "derroche" de los fondos públicos. Ha señalado que Andalucía necesita una nueva Ley del Suelo, que dé seguridad jurídica en materia urbanística a las administraciones, ciudadanos y empresas, frente a los "parches" del anterior Gobierno del PSOE-A y a una LOUA que está "desfasada".

El parlamentario del PP-A Juan Bueno ha denunciado el "tremendo lío" que los gobiernos socialistas han dejado en la Consejería de Fomento, con nada menos que una deuda de 1.028 millones de euros. Ha valorado que la consejera apueste por la simplificación administrativa y agilización de procedimientos en materia urbanística, y ha querido dejar claro que reducir burocracia no está reñido con hacerlo de "manera ordenada y sostenible" y ha denunciado que "los pelotazos urbanísticos" en esta comunidad sólo tienen la "marca del PSOE-A".

Contador

Para leer más

Juan Marín

Juan Marín

Vicepresidente y Consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local Junta Andalucía

27/03/2019

Patrocinado por