Actualizado 03/03/2021 15:17 CET

Marín supedita la vuelta a la presencialidad en las universidades de Andalucía a la evolución de la pandemia

El vicepresidente de la Junta, Juan Marín, en la inauguración de un centro de menores en Granada
El vicepresidente de la Junta, Juan Marín, en la inauguración de un centro de menores en Granada - EUROPA PRESS

GRANADA, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, ha indicado este miércoles que los rectores "saben perfectamente cuándo se puede volver a la presencialidad en las clases y cuándo no", en función de cómo evolucionen los parámetros de la pandemia del coronavirus, después de que las universidades andaluzas hayan anunciado que pedirán al Gobierno andaluz que los alumnos puedan volver a las aulas tras la Semana Santa, si la situación sanitaria sigue mejorando.

En concreto, los rectores de universidades andaluzas, reunidos este pasado martes, acordaron solicitar a la Junta volver a la presencialidad en las aulas si los datos de incidencia del coronavirus, en el marco de la pandemia, siguen normalizándose y no empeoran tras la Semana Santa.

Preguntado a este respecto por los periodistas en Granada, Juan Marín ha explicado que los rectores, al igual que el resto de los ciudadanos andaluces y de los responsables públicos, conocen "cuáles son los niveles de emergencia sanitaria en cada provincia", y que, conforme a ellos, deberán actuar, como han hecho hasta el momento.

Las progresivas bajadas de los niveles de riesgo por covid-19 en las provincias andaluzas suponen unas "muy buenas noticias", y, en función de las mismas, los rectores "tendrán que cumplir" lo que decreten las autoridades de Salud en cada distrito sanitario, "exactamente igual que el resto de los ciudadanos".

Marín ha aludido al momento en que los informes apuntaban a "un número importante de contagios" entre la comunidad universitaria "por determinadas circunstancias", si bien "parece que ahora los datos son otros". Conforme a todos estos parámetros, la Junta decidirá conforme a lo que marque el comité de expertos.

"Yo entiendo muchas veces las presiones" pero "que no le quepa a nadie la menor duda" que la Junta trabaja con el objetivo primordial de "preservar la salud", y en ese cometido "no le va a temblar el pulso", pues es lo que se le ha "encomendado", ha concluido el vicepresidente.