Actualizado 06/08/2021 15:43 CET

Organizaciones de mayores solicitan la vacunación "obligatoria" de los trabajadores de residencias

Archivo - Imagen de archivo de la residencia de mayores de la FOAM en Santiponce (Sevilla).
Archivo - Imagen de archivo de la residencia de mayores de la FOAM en Santiponce (Sevilla). - FOAM - Archivo

SEVILLA, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Organizaciones Andaluza de Mayores (FOAM) ha solicitado a la Junta de Andalucía y al Gobierno central la vacunación "obligatoria de todos los trabajadores de las residencias" ante el aumento de contagios en la quinta ola de Covid-19.

El presidente de la FOAM, Martín Durán, ha señalado que la vacunación obligatoria para este colectivo de trabajadores es "deseable a nivel nacional", por lo que dicha petición se dirige "tanto al Gobierno central como a la Junta".

Según informa la FOAM en un comunicado, en Andalucía el 2,7% de estos trabajadores (1.009 personas), "no se han vacunado por voluntad propia". No obstante, ha señalado que "tienen que ser conscientes de que trabajan en un sector en el que hay que anteponer la salud de los residentes a una libertad individual que nosotros defendemos, pero que no puede estar por encima del bienestar de nuestros mayores".

Desde el comienzo de la pandemia, en las residencias de mayores de Andalucía han fallecido a consecuencia de Covid-19 un total de 2.090 personas y se han contagiado 10.475. Los brotes de enfermedad por coronavirus en las residencias en países de la Unión Europea (UE) y el Espacio Económico Europeo (EEE) han causado una morbilidad y mortalidad "significativas" desde el comienzo de la pandemia, han apuntado desde la FOAM.

En cifras, a fecha de 3 de agosto, 45 residencias de mayores andaluzas han registrado algún positivo, lo que supone 41 más que el mes anterior, cuando solo había cuatro. Por su parte, un total de 110 residencias han notificado algún trabajador positivo (93 más respecto a julio).

En cuanto al número de residentes contagiados, ha ascendido a 422 (412 más), mientras que el de trabajadores ha crecido a 206 (182 más respecto a julio). Por su parte, los residentes hospitalizados han sido 40, cuando en julio no hubo ninguno. En porcentajes, el aumento de residentes contagiados de julio a agosto ha sido de un 0,94%.

En este contexto, los programas de vacunación contra la Covid-19 priorizaron a los residentes y trabajadores de las residencias como uno de los principales grupos objetivo de la vacunación. Aunque la morbilidad y la mortalidad en esta población ha disminuido drásticamente con el aumento de la cifra de vacunados, varios brotes han ocurrido durante 2021, coincidiendo con altos niveles de transmisión comunitaria y vacunación incompleta del personal de las residencias.

Así, según la federación, "la quinta ola actual comienza a alcanzar niveles de transmisión comunitaria en determinadas poblaciones aumentando el riesgo de brotes en las residencias de mayores y el riesgo de infección para las personas vulnerables no vacunadas o parcialmente vacunadas". Además, la población que reside en estos centros también puede "haber alterado la protección de la vacuna debido a su edad y a afecciones subyacentes", pues "hay que tener en cuenta que los datos directos de efectividad de la vacuna son limitados", han asegurado desde la FOAM.

En cualquier caso, la FOAM ha matizado que "a pesar de que las últimas noticias informan de que los contagios en las residencias de mayores andaluzas están en aumento, no cabe duda de que afortunadamente la vacunación ha funcionado y las residencias de mayores continúan siendo lugares seguros contra la Covid-19".

Sin embargo, en los informes que semanalmente presenta la Consejería de Salud al Consejo de Gobierno de la Junta sobre el estado de los centros sociosanitarios de Andalucía frente al coronavirus, se puede observar que "en poco más de un mes los datos de centros y personas contagiadas han aumentado de manera preocupante". Aunque son cifras "muy alejadas" de las registradas durante las anteriores olas de la pandemia e incluso de las notificadas a finales de año, cuando ya habían comenzado las vacunaciones y se registraron hasta 2.026 contagios en el mes de diciembre de 2020.

BATERÍA DE MEDIDAS

Ante este contexto, la FOAM ha propuesto una batería de medidas a la Junta de Andalucía "para frenar la expansión del virus". Además de solicitar la vacunación obligatoria de los trabajadores en residencias, ante la irrupción de nuevas variantes y la pérdida de efectividad de las vacunas a partir de los tres meses, la federación ha instado a "inocular la tercera dosis de vacunación a los residentes siguiendo los pasos de países como Israel, Alemania y Francia". Para ello se apoya en un reciente estudio de la Fundación IrsiCaixa y de la Atención Primaria Metropolitana Norte del Instituto Catalán de la Salud (ICS).

Asimismo, la FOAM ha propuesto exigir a los visitantes para acceder a las residencias "tener administrada la pauta de vacunación completa" y, en el caso de las poblaciones donde la tasa de incidencia sea alta, "restringir las visitas y salidas de las residencias".

Finalmente, la federación ha planteado que, cuando se produzcan casos de positivos, se proceda a la "evacuación inmediata de los mismos fuera de la residencia", así como ha pedido "seguir manteniendo en estos centros un meticuloso cumplimiento de intervenciones no farmacéuticas como el uso de mascarillas, una adecuada higiene de manos y el distanciamiento físico".

"De no adoptarse estas medidas, mucho tememos que a partir de ahora el avance del virus en las residencias de mayores andaluzas tendrá unas consecuencias impredecibles para nuestros mayores", han concluido desde la FOAM.