840467.1.260.149.20240207215116
Vídeo de la noticia
Archivo - La consejera de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural, Carmen Crespo, en una fotografía de archivo - JOAQUIN CORCHERO-PARLAMENTO DE ANDALUCÍA - Archivo
Actualizado: miércoles, 7 febrero 2024 20:56

SEVILLA, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Parlamento ha convalidado este miércoles, con los votos a favor del PP-A, el PSOE-A y Vox, la abstención de Por Andalucía y el rechazo del Grupo Mixto-Adelante Andalucía, el cuarto decreto de sequía aprobado por el Gobierno autonómico y que cuenta con una dotación de 217,8 millones de euros para activar de forma inminente nuevas acciones para luchar contra los efectos de la sequía.

Según ha explicado la consejera de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural, Carmen Crespo, ante el Pleno del Parlamento, con este nuevo decreto, que también incluye medidas urgentes, administrativas y fiscales de apoyo al sector agrario, el Gobierno de Juanma Moreno supera los 500 millones de euros de inversión para combatir la sequía.

En materia de inversiones hídricas, el decreto incluye una serie de actuaciones inmediatas y prioritarias que estarán concluidas el próximo verano, destina 40 millones de euros a una nueva vía de colaboración con los municipios más pequeños a través de convenios con las diputaciones provinciales para paliar las fugas en la red y apuesta por las aguas regeneradas para garantizar el suministro a los sectores productivos.

En el turno de posicionamiento de los grupos, el diputado del PP-A Manuel Alberto Sanromán ha manifestado que la Junta sí que está trabajando en atajar el problema de la sequía, frente a las "soflamas" y la política "sesgada" de los partidos de la oposición. Ha defendido que el PP-A siempre ha sido el "partido del campo a tiempo completo".

La diputada del PSOE-A Ana María romero obrero ha manifestado que el cuarto decreto de sequía no se "ve a medio y largo plazo" y ha denunciado la "ineficacia" de todos los decretos que está "imponiendo" la Junta en estos años, bien porque "no ejecuta" bien porque "no son útiles para paliar la sequía". Ha manifestado que el propio presidente de la Junta, Juanma Moreno, "no cree" en la eficacia de estos decretos, puesto que al mismo tiempo que los anuncia, dice que si no llueve, habrá restricciones de agua en grandes ciudades. Ha defendido las actuaciones de emergencia que está haciendo el Gobierno central para paliar la sequía en esta comunidad.

Por su parte, el diputado de Vox Alejandro Hernández ha manifestado que el cuarto decreto de sequía pone de manifiesto que entramos en una nueva fase que no tiene como objetivo la conservación del sector primario, sino su recuperación o resurrección y los 50 millones que se destinan es una cifra "insuficiente". "Podría haber un quinto, sexto y muchos más decretos y no estaríamos acercándonos a la solución del problema de la sequía si seguimos por el mimo camino", ha apuntado.

El portavoz adjunto de Por Andalucía, Juan Antonio Delgado, ha reclamado al Gobierno andaluz "ponerse a gestionar la Ley de Cadena Alimentaria para proteger a los agricultores" y ha reconocido "algunas medidas positivas" en el Decreto-ley, aunque es "insuficiente ante la magnitud de desafíos que tiene por delante Andalucía". Delgado ha señalado que "la mayoría del dinero va a obras a almacenar agua que no tenemos y no va a solucionar la situación hídrica actual".

La diputada de Adelante Andalucía Maribel Mora ha rechazado que la elaboración de un cuarto decreto-ley sobre sequía sea un éxito cuando "es un gran fracaso" y se ha lamentado de que "siguen sin ponerse medidas de planificación y sin analizar la situación hídrica andaluza". Ha señalado que la apuesta por las desaladoras "no tiene ningún sentido" como medida de emergencia, dados los largos tiempos ejecución de las obras.

CONTENIDO DEL DECRETO

En concreto, este cuarto decreto de sequía del Gobierno andaluz incluye el inicio inmediato de obras en las comarcas malagueñas de la Axarquía, Guadalhorce y la Costa del Sol, el Campo de Gibraltar, el Levante de Almería, Guadalete y Barbate en Cádiz y Béznar y Rules en Granada. En el caso de la Axarquía, se mejorará el abastecimiento con la ETAP del Trapiche y las desalobradoras portátiles para los sondeos de Fuengirola, el río Guadalmansa y el canal del Guarranque, así como las conducciones para el aprovechamiento de los recursos subterráneos del Bajo Guadalhorce.

Por su parte, en el Valle del Almanzora de Almería se iniciarán de forma inmediata obras de abastecimiento en alta, así como la mejora de la garantía de abastecimiento a Santa Olalla del Cala (Huelva) y a los núcleos onubenses de Cueva de la Mora y Monteblanco, en el término de Almonaster la Real. En Cádiz se pondrá en marcha ya la toma flotante del embalse de Guadarranque.

Junto a ello, el cuarto decreto de sequía incluye un segundo bloque de actuaciones prioritarias con obras a medio plazo, más allá del verano, así como el auxilio a zonas necesitadas fuera de las cuencas hidrográficas de competencia autonómica, para ayudar a municipios de Sevilla, Jaén y Córdoba. Se trata de la mejora en la ETAP de Lora del Río, la mejora de garantía de abastecimiento en alta de la pedanía de la Ermita Nueva en Alcalá la Real (Jaén) y la adecuación del bombeo en la ETAP de Iznájar y la conexión eléctrica de sondeos en Fuente Alhama en la provincia de Córdoba.

También se apuesta por la llegada de agua en barcos en situaciones extremas, para lo que se establece también como prioritaria la recuperación de las tomas de los puertos de Algeciras y Carboneras, una vez que los trabajos para la de Málaga están ya avanzados.

El incremento de la desalación también será clave, con la ampliación de la desaladora de la Costa del Sol, en Marbella, para alcanzar hasta los 20 hectómetros. La Junta prevé que su entrada en funcionamiento, junto a la finalización de las obras de la Estación de Bombeo de Rojas, paliarán la situación actual de la Costa del Sol.

Por su parte, la Junta estima que la construcción de nuevos terciarios en Jerez de la Frontera, el Bajo Guadalhorce, Antequera, Gualdahorce y Motril permitirán poner en circulación 39 hectómetros cúbicos para los sectores productivos y la industria, siendo preferente el sector agrícola.

Además de estas actuaciones, el cuarto decreto de sequía incluye ayudas al sector primario andaluz a través de líneas directas, exenciones fiscales y nuevas infraestructuras para aportar la conexión a las aguas regeneradas a los regantes y agricultores.

La Junta ha destacado que la gran novedad es la línea específica dotada con 50 millones de euros para recuperar el potencial productivo para los cultivos más afectados por la sequía, mientras que para la ganadería se mantiene la excepción para la alimentación convencional del ganado ecológico por la situación de sequía.

Además el Gobierno andaluz asumirá la puesta en marcha de las conexiones a las aguas regeneradas en las zonas regables de la margen izquierda del Bajo Guadalete-Costa Noroeste, Guadalhorce, Guaro, la cabecera del Guadalhorce en Antequera, Motril-Salobreña y zonas del Levante almeriense (Vera, Mojácar y Cuevas del Almanzora).

Más noticias
Contador

Leer más acerca de: