El Parlamento aprueba las normas reguladoras de las cesantías de los diputados tras la convocatoria del 2D

Pleno del Parlamento andaluz
PARLAMENTO DE ANDALUCÍA/Archivo
Publicado 27/10/2018 11:14:35CET

SEVILLA, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Mesa de la Diputación Permanente, órgano encargado de velar por los poderes del Parlamento andaluz tras su disolución por la convocatoria de elecciones el próximo 2 de diciembre, ha aprobado la refundición de las normas reguladoras de la asignación económica temporal de los diputados, las conocidas como cesantías, a aplicar una vez que se han convocado los próximos comicios autonómicos.

El acuerdo cerrado en la reunión de la Mesa de la Diputación Permanente del 17 de octubre, publicado en el Boletín Oficial del Parlamento y recogido por Europa Press, recuerda que el artículo 8 del Reglamento establece que los miembros de la Cámara, en los términos que acuerde la Mesa, podrán percibir una asignación económica temporal al perder la condición de diputado por extinción del mandato o por renuncia, que permita su adaptación a la vida laboral o administrativa.

Así, y "dada la dispersión de las normas reguladoras de esta materia", la Mesa ha visto conveniente la elaboración de un texto actualizado sobre estas cesantías "que recoja el contenido de los diferentes acuerdos y que contribuya a una adecuada sistematización y a una mayor seguridad jurídica en la aplicación de dicha regulación".

De este modo, el acuerdo sostiene que la pérdida de condición de diputado da derecho, previa solicitud de la persona interesada, a una asignación económica temporal de una mensualidad por cada año de ejercicio continuado o fracción igual o superior a seis meses, con un mínimo de tres y un máximo de doce mensualidades.

"Se considerará que ha existido ejercicio continuado en el caso de los diputados que, al extinguirse el mandato por expiración de plazos o disolución de la Cámara, no formen parte de la Diputación Permanente y adquieran inmediatamente la condición de diputado en las elecciones siguientes, así como, en general, todos aquellos en los que la interrupción en el desempeño del cargo de diputado haya sido por un período inferior a dos meses", añade.

Añade así que esto se entiende sin perjuicio de que, con la finalidad de evitar duplicidad en las percepciones, las asignaciones económicas recibidas que percibiesen los diputados que no hayan formado parte de la Diputación Permanente se computarán a los efectos del tope máximo de doce mensualidades a que se refiere el primer caso.

Sobre la cuantía mensual, el acuerdo recoge que será el equivalente de las retribuciones fijas y periódicas efectivamente percibidas en la última mensualidad ordinaria completa que hubiera devengado, "incluyéndose el sueldo y, en caso de percibirlos, el complemento por cargo y los trienios". No obstante, para el caso de que el diputado, al perder esa condición, no percibiera retribuciones fijas y periódicas del Parlamento, la cuantía será el equivalente del sueldo mensual sin complementos de los diputados.

SIN HEREDEROS Y HASTA QUE TENGA OTRO TRABAJO

"No tendrán derecho a ella los herederos en caso de fallecimiento del perceptor", aclara el acuerdo cerrado por la Mesa de la Diputación Permanente, que explica que el derecho a la cesantía decaerá en el momento en que el diputado ocupe otro puesto de trabajo o ejerza una actividad retribuida en el sector privado; o en la fecha en que adquiera efectos económicos el ingreso o reingreso a un puesto de trabajo en el sector público.

También señala que la citada asignación económica es incompatible con la percepción de cualquier tipo de retribución o prestación económica a que se tuviese derecho como consecuencia del cese o término del desempeño de algún cargo, actividad o empleo público o privado desarrollado simultáneamente con el mandato parlamentario; así como que si algún diputado recibe una cantidad indebida, deberá devolverlo o bien "el servicio competente instruirá expediente administrativo de reintegro, conforme a los preceptos generales de la Administración pública".

Igualmente, mientras perciban las cesantías, "estarán obligados tanto a notificar cualquier alteración en su declaración de actividades e intereses como a presentar copia de su declaración del impuesto de la renta de las personas físicas (IRPF) y del impuesto del patrimonio referida a los ejercicios económicos en que se perciban las citadas asignaciones".

Y por último, recuerda que el plazo para la solicitud será de un mes, a contar desde el primer día del mes siguiente a aquel en que se produzca la extinción del mandato al expirar su plazo o disolverse la Cámara, o en su caso la renuncia, "salvo para los diputados que formen parte de la Diputación Permanente como miembros titulares o como suplentes, para quienes el plazo de un mes se contará desde el día de la sesión constitutiva de la nueva Cámara".