Parlamento aprueba por unanimidad una iniciativa de Cs en defensa de la permanencia de los centros educativos especiales

Parlamento aprueba por unanimidad una iniciativa de Cs en defensa de la permanencia de los centros educativos especiales
PARLAMENTO ANDALUZ
Publicado 30/05/2019 17:23:27CET

SEVILLA, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Parlamento andaluz ha aprobado este jueves por unanimidad una proposición no de ley (PNL) impulsada por Ciudadanos (Cs) mediante la que se defiende la labor de los centros educativos especiales, al mismo tiempo que aboga por la permanencia de los mismos.

En concreto, en virtud de la iniciativa aprobada, la Cámara autonómica insta al Gobierno andaluz para que a su vez inste al estatal a que garantice el derechos de los alumnos con necesidades especiales a ser escolarizados en centros ordinarios, de educación especial o en aulas específicas, asegurando que en cada uno de ellos reciben una educación de calidad, personalizada y adecuada a sus características.

Igualmente, pide que se garantice que se valora y se tiene en cuenta la opinión de las familias, junto con la de los profesionales de los centros escolares y de orientación, en el proceso de dictamen de escolarización de sus hijos, para así desarrollar mejor sus capacidades y lograr un entorno más adecuado.

Y por último, el Parlamento reclama a la Junta que continúe con el cumplimiento de lo establecido en la Ley de Derechos y la Atención a las personas con Discapacidad.

En defensa de la iniciativa, la diputada de Cs María del Mar Sánchez ha explicado que el Proyecto de Ley Orgánica para la reforma de la Ley Orgánica de Educación (Lomloe), aprobada en febrero de este año por el Consejo de Ministros, fija un plazo de diez años para integrar a los alumnos con necesidades especiales en centro ordinarios "con los recursos necesarios para poder atender en las mejores condiciones al alumnado con discapacidad".

No obstante, ha señalado que familias con hijos con diferentes capacidades y docentes de toda España "están preocupados por este proyecto y por las manifestaciones de algunos partidos políticos y organizaciones sectoriales sobre la necesidad de eliminar centros de educación especial que atiende a esos miles de niños y se han pronunciado rechazando el cierre de los centros de educación especial que propone el Gobierno".

"Sostienen que no hay ningún argumento pedagógico para llevar a cabo esta medida", ha agregado Sánchez haciendo suyas las reclamaciones de la plataforma en torno a la que se han constituido, denominada 'Educación inclusiva sí, especial también', que tiene ya adscritas 119 entidades especializadas en discapacidad, y 35.000 personas, obteniendo el apoyo de 280.000 firmas.

Por parte del PSOE-A, su diputado Juan José Martín ha mostrado todo el apoyo de su grupo a los centros de educación especial, que llevan a cabo una "labora tan importante en el sistema educativo", al tiempo que ha considerado necesario ofrecer un nuevo impulso a la educación inclusiva, "lo que no supone que se cierren ni vayan desapareciendo los centros de educación especial". Ha defendido que ambos modelos son compatibles y ha destacado el compromiso de la ministra de Educación en funciones, Isabel Celáa, con estos centros.

En nombre del PP-A, su diputado Ramón Herrera, que ha afirmado que cada niño y cada situación es "diversa y con sus peculiaridades, y como tal es necesario que se trate", ha defendido que quien mejor conoce a su hijo es su familia y debe tener libertad para decidir si quiere educación especial o educación inclusiva, aunque los profesionales también puedan participar en la decisión. También ha considerado necesario dotar a todos los centros de los medios que requieran.

El portavoz adjunto de Adelante Andalucía, José Ignacio Sánchez, que ha advertido de que la iniciativa trata un asunto "complejo" y que requiere de "mucha empatía, que huya de la brocha gorda", ha señalado que el modelo de escuela inclusiva es para su grupo "un principio irrenunciable y que debe ser universal, no a demanda de los padres", si bien lamenta que "no se han puesto los recursos necesarios" para llevarlo a cabo, lo que causa "situaciones injustas".

Por último, por Vox, María José Piñero ha opinado que incorporar a los alumnos con discapacidad en los centros ordinarios con la intención de cerrar los de educación especial a lo largo de los años "demuestra poco interés del Gobierno socialista por estos niños, no invierte en ellos, desestima recursos para su recuperación y los trata como a personas de segunda". Si bien cree que la inclusión será posible en muchos casos, "hay un grupo importante que siempre va a necesitar de los centros especiales y el Estado tiene la obligación de ayudarlos y mantenerlos".

Contador