Actualizado 27/06/2018 15:13 CET

Podemos acusa a la Junta de "rebajar" sus exigencias para paralizar el proyecto de gas en Doñana al Gobierno de Sánchez

Las diputadas de Podemos Andalucía, Esperanza Gómez y Begoña Gutiérrez
EUROPA PRESS

SEVILLA, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

Podemos Andalucía ha criticado este miércoles que el Gobierno andaluz de Susana Díaz ha "rebajado" sus exigencias al Ejecutivo central, ahora capitaneado por el socialista Pedro Sánchez, en lo que respecta a sus reclamaciones para paralizar el proyecto de Gas Natural en el entorno de Doñana.

Así lo ha puesto de manifiesto en rueda de prensa la portavoz adjunta del grupo parlamentario del partido morado Esperanza Gómez, que ha advertido de que las peticiones de paralización que hacía antes el Ejecutivo andaluz cuando gobernaba el PP "se han convertido en comentarios en las redes sociales o en declaraciones bien intencionadas a medios de comunicación".

Por eso, Podemos cree que el cambio de gobierno en el Estado "ha traído una rebaja en la intensidad de las peticiones por parte del Gobierno andaluz" en cuanto al proyecto gasístico y Doñana.

Según el relato de Gómez, la Junta de Andalucía "tardó mucho" en tomar cartas en el asunto de Doñana pues, si bien es de competencia estatal, "la autorización última para el proyecto de gas la dio el Gobierno andaluz", de ahí que tenga "una responsabilidad directa" en su tramitación.

De este modo, y "tras muchos meses en los que el Gobierno de Susana Díaz no asumía su responsabilidad, cuando el peligro de convertir a Doñana en una explotación industrial fue claro, rectificó y empezó a mirar al Gobierno central y, a partir de ahí, se sucedieron las declaraciones del consejero del ramo, José Fiscal, de que Doñana podría estar en peligro".

No obstante, Podemos avisa de que tras el cambio de gobierno se ha producido una "rebaja en la intensidad de peticiones por parte de la Junta", que ahora "no tiene el interés en pedir al Gobierno central su responsabilidad en este proyecto", algo que achaca a que "las dos administraciones son responsables y se tiran la pelota porque nadie quiere hacer frente a la indemnización millonaria" que había que pagar a Gas Natural por parar el proyecto.