3 de junio de 2020
 
Publicado 08/03/2020 13:48:50 +01:00CET

El PP se suma en Andalucía al 8M y apoya las reivindicaciones por una igualdad "real" entre mujeres y hombres

La parlamentaria autonómica y portavoz del grupo popular en el Parlamento de Andalucía, Ana Vanesa García, en la manifestación del 8M en Granada
La parlamentaria autonómica y portavoz del grupo popular en el Parlamento de Andalucía, Ana Vanesa García, en la manifestación del 8M en Granada - PP

GRANADA, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

La parlamentaria autonómica y portavoz del grupo popular en el Parlamento de Andalucía, Ana Vanesa García, ha trasladado este domingo 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, el apoyo del PP a las reivindicaciones por la igualdad "real" entre mujeres y hombres durante su participación en la manifestación de este día en Granada.

García ha expresado que desde el PP-A van a "estar y apoyar las reivindicaciones" en la lucha por la igualdad y, para ello, "la solución es ir juntos de la mano", ya que, "aunque se ha avanzado mucho, aún queda mucho por hacer", según reseña en una nota de prensa el partido.

"Juntos podemos lograr la igualdad real que deseamos", ha afirmado, antes de valorar el trabajo que la Junta de Andalucía de Juanma Moreno ha hecho a favor de las políticas de mujer en este primer año de Gobierno, con "la mayor aportación de dinero" al Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), los centros de información para la mujer y la lucha contra la violencia de género que, en este último caso, "supera en cuatro veces" la aportación de los últimos Presupuestos andaluces del PSOE.

Asimismo, ha defendido que se sigue trabajando para combatir problemas que siguen existiendo como la brecha salarial entre mujeres y hombres. Por ello, García ha pedido al PSOE y resto de formaciones que se sumen al pacto propuesto por Juanma Moreno, "como ya hicimos con el Pacto contra la Violencia de Género desde el Gobierno de Rajoy".

A su vez, ha lamentado "que fuerzas políticas de la izquierda sigan usando a las mujeres como armas políticas arrojadizas, enfrentando mujeres contra mujeres y discriminando a las mujeres que piensan diferente". "Ese no es el camino", ha concluido.