Los precios industriales suben un 5,6% en octubre en Andalucía respecto al año anterior

Actualizado 24/11/2017 9:14:18 CET

SEVILLA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los precios industriales han crecido un 5,6 por ciento en Andalucía el pasado mes de octubre respecto al mismo mes del año anterior, tras aumentar un 0,9 por ciento en relación al mes anterior, según los datos hechos públicos este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En la región andaluza los precios de los bienes de consumo han aumentado un cinco por ciento en tasa interanual y han bajado un 0,3 por ciento si se compara con el mes de septiembre. Dentro de ellos, los bienes de consumo duradero han bajado en tasa interanual un 0,9 y han descendido un 0,2 por ciento frente al mes anterior. Por su parte, los de consumo no duradero han aumentado un 5,4 por ciento en tasa interanual, pero han bajado un 0,3 por ciento en relación con el mes anterior.

En lo que se refiere a los bienes de equipo, los precios han descendido un 0,3 por ciento en relación con la comparativa con los datos de octubre de 2016 y han descendido un 0,1 respecto al mes anterior; mientras que los precios de los bienes intermedios han crecido un siete por ciento en tasa interanual y han subido un 1,3 por ciento con respecto al mes de septiembre.

De igual manera, los precios de la energía han aumentado un 6,4 por ciento en tasa interanual y han aumentado un 2,3 por ciento con respecto al mes anterior.

DATOS NACIONALES

A nivel nacional, los precios industriales aumentaron un 0,8 por ciento en octubre en relación al mes anterior, y moderaron su crecimiento interanual siete décimas, hasta el 2,8 por ciento.

Pese a ello, con el repunte interanual de octubre, los precios industriales encadenan 13 meses consecutivos de ascensos después de haberse incrementado en los últimos tres meses de 2016 y en los diez primeros meses de 2017.

El descenso de la tasa interanual de los precios industriales se ha debido al recorte en casi 2,5 puntos de la variación interanual de la energía, hasta el 4,1 por ciento, por la menor subida experimentada por el refino del petróleo y la producción de energía eléctrica; y a la bajada en cinco décimas, hasta el 1,7 por ciento, de los precios de los bienes de consumo no duradero.