Premian un estudio del Reina Sofía sobre malformaciones diagnosticadas en el embarazo

Publicado 06/12/2015 11:13:06CET
Especialistas de cirugía pediátrica
EUROPA PRESS/JUNTA DE ANDALUCÍA

CÓRDOBA, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

Cirujanos pediátricos del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba han obtenido el premio a la mejor comunicación en el Congreso Nacional de Cirugía Pediátrica por un trabajo titulado 'Correlación entre ecografía prenatal y diagnóstico postnatal de malformaciones congénitas'.

Según ha informado a Europa Press la responsable de la Unidad de Gestión Clínica de Cirugía Pediátrica del complejo sanitario, Rosa María Paredes, el estudio pone de manifiesto "la importancia de que los padres estén bien informados y asesorados cuando se detecta una malformación durante la gestación, ya que en muchas ocasiones tienen tratamiento quirúrgico que permite a los bebés llevar una vida completamente normal".

El trabajo premiado, que ha sido realizado por cirujanos pediátricos del hospital, se ha llevado a cabo en colaboración con los profesionales de la Unidad de Medicina Fetal, perteneciente a la Unidad de Gestión Clínica de Ginecología y Obstetricia. Concretamente, se trata de un estudio retrospectivo de los diagnósticos prenatales de enfermedades congénitas realizados en esta unidad desde su creación en 2004 y hasta 2013.

La doctora Paredes apunta que "el resultado del análisis de estos nueve años ha permitido conocer que en torno al 35% de las malformaciones diagnosticadas con la ecografía prenatal son subsidiarias de tratamiento quirúrgico por parte del servicio cirujano, fundamentalmente problemas renales, digestivos, torácicos y faciales".

Por ello, la especialista destaca el papel "fundamental" del cirujano pediátrico cuando se detectan estas anomalías, ya que "ofrecemos información a los padres y les orientamos a la hora de tomar decisiones". Este diagnóstico se realiza habitualmente en la ecografía programada para todas las embarazadas a las 20 semanas de gestación.

La doctora asegura que, en la actualidad, cuando los profesionales de Medicina Fetal detectan alguna malformación en el feto, se ponen en contacto con los cirujanos pediátricos para que "los padres puedan ser informados por los especialistas adecuados y tomen la decisión que consideren más idónea tras conocer los detalles de la patología, el futuro que le espera a los niños y las posibilidades de corregir la malformación con cirugía".