El presunto asesino del exconcejal de Granada Castillo Higueras se enfrenta a prisión permanente revisable

Archivo - Juzgados De La Caleta, Granada. Archivo.
Archivo - Juzgados De La Caleta, Granada. Archivo. - EUROPA PRESS - Archivo
Publicado: sábado, 9 marzo 2024 10:29

GRANADA, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

El acusado de acabar con la vida del exconcejal socialista de Granada José Miguel Castillo Higueras tras una brutal agresión en plena calle en enero de 2022 será enjuiciado por un jurado popular en la Audiencia de Granada, en un juicio en el que se enfrenta a prisión permanente revisable por asesinato.

Tanto la Fiscalía como la acusación particular, que ejerce la familia del exconcejal, han solicitado prisión permanente revisable para el joven acusado del crimen por la alevosía y la violencia con la que presuntamente actuó contra Castillo Higueras, que en ese momento tenía 74 años, según han detallado a Europa Press fuentes del caso.

Su detención se produjo en una vivienda en el barrio del Realejo, tras una larga y exhaustiva investigación de la Policía Nacional y la semana pasada el juez prorrogó por un máximo de dos años más la prisión provisional para él mientras culmina el procedimiento, que se encuentra en la fase de presentación de escritos de las partes.

Según el relato de las acusaciones, sobre las 7,45 horas de aquel domingo 23 de enero, Castillo Higueras caminaba por la calle San Antón cuando fue presuntamente agredido de forma sorpresiva por el acusado, de nacionalidad marroquí, con un fuerte puñetazo en la cara que le hizo caer al suelo. Supuestamente aprovechó esta circunstancia para sustraerle una bandolera en la que portaba dinero y una gorra.

Tras recibir ayuda de unas personas que pasaron por allí, el exconcejal continuó la marcha "desorientado, aturdido y con sus facultades psicofísicas mermadas como consecuencia del primer ataque". El acusado supuestamente le acechó a corta distancia durante todo ese trayecto hasta que, pasadas las ocho de la mañana, le abordó de nuevo en un callejón estrecho y le descargó un nuevo golpe en el rostro, ya con sus facultades mermadas por la agresión anterior, de modo que cayó de espaldas y se golpeó la cabeza contra el suelo, sufriendo con ello un traumatismo craneoencefálico. El acusado presuntamente aprovechó ese momento para volver a registrar al exconcejal y apoderarse de sus objetos de valor.

Castillo Higueras moriría horas más tarde en el hospital a causa de las lesiones. Al delito de asesinato, la acusación ejercida por la familia del exedil, que está representada en este proceso por el letrado Antonio Sánchez-Jáuregui, suma otro delito de robo con violencia por el que solicitan otros cuatro años de prisión.