Una profesora anima a emplear Internet para hacer del alumno "una parte activa en la creación del conocimiento"

Actualizado 25/08/2010 20:17:15 CET
- EP/UNIA

BAEZA (JAÉN), 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

La profesora Dolors Reig, que participa en el ciclo de ponencias 'Edupunk, educación expandida y entornos personalizados de aprendizaje' que la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) organiza en Baeza, ha instado a hacer uso de los recursos que ofrece Internet, sobre todo las redes sociales, para convertir al alumno en "una parte activa en la creación del conocimiento".

En declaraciones a los periodistas, Reig defendió la utilidad pedagógica de estas herramientas: "Sirven para crear contenidos, compartirlos y debatir sobre ellos". La ponente, que investiga acerca de la optimización y dinamización de espacios en Internet, abogó por una educación más "libre, democrática, participativa, rica y personalizada". Insistió en que, disponiendo de recursos gratuitos en Internet, "no vale la pena pagar tanto por la educación como en otros momentos, sufragar los copyrights y los derechos de las plataformas de e-learning".

Reig suscribe los principios del movimiento alternativo Edupunk, que busca una transformación educativa que aumente la participación de los alumnos a través de las nuevas tecnologías: "En Internet puedes encontrar lo que quieras sobre lo que quieras, sobre cualquier extraña afición que tengas. ¿Por qué seguir con currículums tan cerrados?", se preguntó.

Asimismo, dijo que se abre una nueva concepción de la enseñanza. "Hoy se puede ofrecer a los alumnos un esquema básico, y a partir de este árbol que dibujen las ramas y las hojas. Se puede personalizar la experiencia del aprendizaje. El profesor deja de ser ese faro que lo ilumina todo para convertirse en un guía. De maestro pasamos a facilitador, a mediador, que más que conocimientos aporta competencias y habilidades", argumentó la ponente.

El empuje de las nuevas tecnologías, sugirió Reig, obliga al docente a replantearse su profesión. "El alumno tiene otras referencias. Muchos profesores no están en la sociedad actual, no están en el contexto del estudiante. Pierden autoridad porque los jóvenes aprenden en Internet mucho más que con él. Ahora los alumnos viven en la diversidad".

Para esta investigadora, "la brecha entre la realidad y los centros educativos es más grande que nunca. Si los estudiantes van a clases y se aburren, si hacen cosas a las que no ven mucho sentido, desisten. No tiene mucho sentido la escuela secuencial, cerrada, no interactiva. Hay que hablar en el lenguaje que los estudiantes entienden, seducirlos, nadie aprende si no quiere", arguyó.

Para hacer frente a este nuevo panorama profesional, recordó Reig, los profesores deben recibir la formación adecuad. "Deberían dominar estas herramientas. Hay docentes honestos que te confiesan que no saben abrir un wiki. No es que no les interese Internet, más bien es que no saben lo que hacer con Internet. Cuando se los explicas, se apasionan. Muchos de los que hoy tienen blog de aula empezaron diciendo que no tenían ni idea".

La ponente se mostró escéptica ante el trabajo de la Administración española por incorporar las nuevas tecnologías al aprendizaje en las aulas. "Es cierto que se están dando pasos, poco a poco. Ya existe la Escuela 2.0, en Cataluña el Educat 1x1. Sin embargo, en el ordenador que tiene mi hija para las clases no se puede acceder a Facebook o Twitter. Básicamente, lo que se está haciendo es digitalizar el libro de texto. Pero sigue siendo una herramienta no interactiva. Es una publicación cerrada, con copyright, que no se puede editar".

Frente a esta tibia transformación, Reig consideró que un mayor uso de Internet permitirá ensanchar los horizontes pedagógicos. "La escuela pública estandariza. Todos los alumnos tienen que aprender igual. Gracias a estas tecnologías podríamos alejarnos de la homogeneización".

Para leer más