Publicado 16/01/2022 12:21

El PSOE-A acusa a Moreno de ejecutar "sólo el 15%" del presupuesto de 2021 para infraestructuras sanitarias

Archivo - El portavoz de Hacienda del PSOE, Antonio Ramírez de Arellano
Archivo - El portavoz de Hacienda del PSOE, Antonio Ramírez de Arellano - PSOE-A - Archivo

SEVILLA, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de Hacienda del Grupo Parlamentario Socialista, Antonio Ramírez de Arellano, ha avisado este domingo de que el Gobierno andaluz del popular Juanma Moreno sólo ha ejecutado "66 millones de euros en infraestructuras sanitarias hasta el mes de noviembre, de los más de 430 millones presupuestados para 2021".

"Esta incapacidad en la gestión colapsa la sanidad pública", apuntó, y no solo "afecta a la necesaria y urgente contratación de personal, también a las infraestructuras, en las que el gobierno de la Junta ha invertido un 15% del total", por lo que ha reclamado al presidente de la Junta, "lo que está esperando toda Andalucía, que reaccione y responda a la situación, y que deje de gobernar para unos pocos como lo ha venido haciendo hasta ahora".

Muchas de esas infraestructuras, ha relatado Ramírez de Arellano, "están pendientes desde el anterior gobierno de Rajoy (época en la que el PSOE gobernaba la Junta de Andalucía), que ordenó los recortes que han afectado tan gravemente a los servicios públicos", y que va en dirección contraria a la estrategia del gobierno socialista de Pedro Sánchez, "que ha dotado al gobierno de la Junta de Andalucía de abundantes recursos en los últimos dos años, casi 7.000 millones de euros adicionales para defender los servicios públicos".

El dirigente socialista ha lamentado que, pese a contar con estos ingentes recursos, "Moreno Bonilla se ha mostrado incapaz de abordar la situación y mantiene la sanidad pública muy deteriorada: es imposible conseguir una cita para el médico, hay largas colas en los centros de salud, las listas de espera están desbocadas y faltan miles de profesionales sanitarios".

Pesa "un plan del gobierno de Moreno Bonilla para otorgar mayor capacidad de negocio a intereses privados para aquellos que se lo puedan pagar", ha subrayado Ramírez de Arellano, quien ha aseverado que estas decisiones "las pagan y las sufren las personas más vulnerables, los que no pueden pagarse un seguro privado, muchos andaluces y andaluzas de clases medias y trabajadoras, y del medio rural".