Actualizado 28/11/2017 21:17 CET

Sánchez Rubio pregunta a Sanz "si desconoce que los Menas deben estar en un sistema de protección y jamás detenidos"

SEVILLA, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha respondido en la tarde de este martes a las declaraciones del delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, sobre las acusaciones vertidas a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, en las que decía que "Andalucía debe evitar que los menores se escapen de los centros de la Junta". La consejera ha preguntado a Sanz "si desconoce que los menores extranjeros no acompañados (Menas) deben estar en un sistema de protección y jamás detenidos".

En un comunicado, Sánchez Rubio ha lamentado que "lo último que nos quedaba por oír es al delegado del Gobierno en Andalucía diciendo que debemos evitar que los menores se escapen de los centros, porque no sabemos si a estas alturas en el Gobierno no han entendido, no se han enterado o desconocen que los menores que llegan a nuestra tierra no pueden ser jamás detenidos en los centros, sino que deben estar bajo un sistema de protección, algo de lo que se encarga esta administración autonómica día a día".

Sánchez Rubio ha reclamado a Antonio Sanz que en vez de acusar a la presidenta de Andalucía, "lo que debe hacer es comprometerse de una vez por todas con nuestra tierra en la atención de menores extranjeros que llegan solos y que en estos últimos meses se ha incrementado hasta un 240 por ciento con respecto a años anteriores".

Para la consejera de Igualdad y Políticas Sociales, "el Gobierno de España está haciendo oídos sordos a las reiteradas peticiones de ayuda y coordinación que se le ha hecho llegar desde Andalucía".

Según Sánchez Rubio, "hemos mandado la petición urgente de un Consejo Extraordinario de Políticas Sociales que aborde el tema, para que se establezcan vías de colaboración en una situación muy complicada y en la que Andalucía ya está invirtiendo en solitario con un Plan de Emergencia extraordinario ante la masiva a las costas de Andalucía en los últimos meses".

El Gobierno de Rajoy tiene que entender que esta realidad, a la que se enfrenta Andalucía con los menores emigrantes no acompañados, trasciende a la propia Comunidad Autónoma, y es ya una cuestión del Estado. Andalucía es puerta de entrada de miles de personas que llegan a Europa con un proyecto de vida, una situación a la que no se enfrenta ninguna comunidad autónoma de este país. Por eso necesitamos un plan especial por parte del gobierno central y la ayuda de la Unión Europea en esta materia.

La pretensión es que el Gobierno español tome partida en este problema ayudando a la financiación de las plazas, como está haciendo ya con Ceuta y Melilla --en las que llega a financiar hasta el 50 por ciento del coste--, y que como institución competente en materia de Relaciones Exteriores aborde con Marruecos esta situación desde el prisma de la lealtad institucional.

Por último, ha reclamado al Estado que establezca las partidas necesarias de financiación para la atención a menores extranjeros no acompañados que "hasta ahora estamos financiando con fondos propios, en momentos donde debido a la demanda es difícil asumir las necesidades con los recursos normalizados y programados presupuestariamente".

Andalucía cuenta con 2.335 plazas en 226 centros. Actualmente residen en estos centros más de 2.100 menores tutelados por la Junta de Andalucía, de los que alrededor de 800 son menores extranjeros no acompañados.

De las cifras señaladas anteriormente, 300 plazas han sido habilitadas en los dispositivos de emergencia, "debido a un incremento significativo de menores no acompañados con respecto a años anteriores".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista