Publicado 10/09/2020 14:54:42 +02:00CET

La subdelegada destaca la rapidez de las medidas adoptadas en Castellar (Jaén) para preservar la convivencia social

Junta local de seguridad de Castellar
Junta local de seguridad de Castellar - SUBDELEGACIÓN DEL GOBIERNO EN JAÉN

CASTELLAR (JAÉN), 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

La subdelegada del Gobierno en Jaén, Catalina Madueño, ha presidido la junta local de seguridad de Castellar en la que se ha abordado la situación generada en el municipio a raíz del enfrentamiento entre dos familias y el posterior incendio provocado que se registró en una vivienda en la que habitaban los miembros de una de ellas.

"La Comandancia de Jaén adoptó medidas desde el primer minuto para preservar la convivencia social en el pueblo. Se ha reforzado la presencia de la Guardia Civil, se han intensificado los controles de acceso y han aumentado los despliegues de vigilancia para que Castellar siga siendo el pueblo tranquilo que es actualmente", ha afirmado Madueño, quien ha estado acompañada del alcalde del municipio, Pedro García, y del teniente coronel jefe de la Guardia Civil de Jaén, Francisco José Lozano.

En este sentido, la subdelegada ha resaltado la rapidez de las medidas adoptadas por la Comandancia, con dispositivos concretos "a corto y también medio plazo". "En un primer momento, lo que nos interesa es que la situación no vaya a mayores. Después, hay que buscar soluciones a este conflicto. Desde el punto de vista de la seguridad, la Guardia Civil va a seguir trabajando para tratar de esclarecer lo ocurrido con la vivienda y con otros episodios que se están investigando actualmente", ha asegurado.

Catalina Madueño ha destacado que la situación actual en el municipio es de "normalidad y calma". Asimismo, ha indicado que "el dispositivo, que no es específico, sino que es un refuerzo de la presencia, se mantendrá mientras sea necesario" y "como siempre, se hará a distintas horas y días de la semana para transmitir a la ciudadanía de Castellar cercanía y protección".

En el transcurso de la reunión, el alcalde, Pedro García Anaya, ha especificado cuáles son las cuestiones específicas de seguridad que más preocupan en el municipio, como los posibles puntos de venta de sustancias estupefacientes.

También se ha tratado la próxima campaña de recolección de la aceituna, en la que no se prevén problemas de consideración, tal y como ha explicado el responsable municipal. El alcalde ha agradecido la "pronta respuesta" de la Guardia Civil para dar una solución a la situación de preocupación generada en el pueblo y, también, la coordinación demostrada con la Subdelegación del Gobierno.

Contador

Para leer más