Susana Díaz avisa de que "bloquear las instituciones es gasolina para los populismos"

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, en Granada
ÁLEX CÁMARA (EUROPA PRESS)
Actualizado 04/11/2018 9:40:53 CET

Hablará "con todos" tras el 2D y espera que los partidos "hayan aprendido que si no pueden formar gobierno no pueden impedir gobernar"

SEVILLA, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Junta de Andalucía y candidata a la reelección con el PSOE-A, Susana Díaz, ha advertido de que "bloquear e impedir que las instituciones funcionen es gasolina para la extrema derecha y la extrema izquierda, para los populismos y los que quieren deteriorar la democracia".

Así lo indica en una entrevista publicada este domingo en el 'Diario Córdoba', recogida por Europa Press, en la que la presidenta andaluza argumenta que "nos vendieron que, a más actores políticos, la pluralidad iba a ser buena para la política y para la sociedad", pero "hay quien utiliza esa pluralidad para bloquear e impedir que las instituciones funcionen", y al respecto lamenta que a ella la "tuvieron 80 días sin poder formar gobierno" tras las autonómicas de 2015.

Díaz considera "triste que algunos se presenten a las elecciones pensando ya que van a perder y que, por lo tanto, van a despreciar la voluntad libre de los andaluces", y dice que ella se presenta a la cita con las urnas "con ilusión y con ganas para buscar esa confianza mayoritaria, una mayoría amplia que me permita garantizar la estabilidad".

"Al día siguiente del 2-D, sea cual sea el resultado, tenderé la mano a todos los grupos políticos buscando el diálogo y lo mejor para Andalucía. Desde ese momento todos tendremos responsabilidad. La gobernabilidad es cosa de todos", remarca, una idea en la que incide en otra entrevista publicada este domingo en el diario 'Ideal', en la que Díaz reitera que cuando pase el 2 de diciembre hablará "con todos", y espera que los partidos "hayan aprendido que si uno no puede formar gobierno no puede impedir que se gobierne".

En el 'Diario Córdoba', la líder socialista dice que, en las semanas previas a las andaluzas, aunque "otros procurarán que se hable de otros territorios o de lo que les interesa, que es la previa de las generales", ella va a ocuparse "de hablar de Andalucía, de defenderla con un proyecto sólido y solvente". "Estoy convencida de que lo que necesita esta tierra es estabilidad frente a los que ofrecen bloqueo, inestabilidad y retroceso", sostiene.

En sendas entrevistas avisa además de que no piensa "hablar mal de ningún rival y mucho menos de mis compañeros", y, al respecto, lamenta que el presidente del PP, Pablo Casado, "se ha metido con una de nuestras industrias tractoras al hablar de los pésimos datos de turismo, a pesar de que aquí han crecido y en España hayan bajado". "Utilizar las 'fake news' en campaña para hacer daño a Andalucía es una profunda irresponsabilidad", remacha, cuando, además, "Andalucía ha mejorado mucho" en los últimos años, según sostiene.

UNA "BUENA LEGISLATURA" CON "ESTABILIDAD"

La presidenta cree que la legislatura que ahora acaba ha sido "buena en crecimiento económico, con históricos del PIB y de las exportaciones", así como con "datos de empleo por encima de la media". "La legislatura ha sido positiva porque ha tenido lo que no ha habido en España: estabilidad", resume.

Ya sobre los últimos meses critica que Ciudadanos (Cs) "no quiso sentarse a ver los presupuestos" andaluces para 2019 y "ahora se instalan en el frente de los bloqueos y, antes de ir a las urnas, ya dicen que no les importaría repetir elecciones". Lamenta que el candidato del partido naranja a la presidencia de la Junta, Juan Marín, "decía que era una presidenta de fiar, pero 15 días después del congreso del PP" del que salió elegido Pablo Casado como presidente "ya decía otra cosa".

De igual modo, dice sentirse "acostumbrada" a que "cada vez que ha venido" a la comunidad autónoma el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, "haya sido para ofenderme y meterse con Andalucía". "Porque aquí se ha demostrado que no hay soluciones fáciles para problemas difíciles, y que cuando la izquierda es útil da respuesta a la crisis de manera distinta a la derecha", agrega.

"SENSIBILIDAD" DEL GOBIERNO DE SÁNCHEZ

A la pregunta de si "habrá 'efecto Sánchez' en el resultado del PSOE" el 2 de diciembre, Díaz responde que el secretario general del PSOE y jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, "nos aporta lo que necesitaba esta tierra, un Gobierno que diera solución a problemas que estaban enquistados por la dejadez de Rajoy".

Al respecto, destaca que por "primera vez" hay por parte del Gobierno central "un compromiso con un plan de empleo" para Andalucía que ella ha "reivindicado desde el primer día en los cinco años que llevo de presidenta y nunca me escuchó Rajoy", y subraya en esa línea que "en cuatro meses el presidente" socialista "está teniendo más sensibilidad y compromiso con temas fundamentales para Andalucía de la que tuvo Rajoy en todos los años anteriores".

En el 'Diario Córdoba', Susana Díaz indica que aspira en las elecciones "a tener una amplia mayoría que me permita darle estabilidad a Andalucía y utilizarla para crear más empleo, de calidad, y recuperar derechos", y se muestra "convencida de que Andalucía tiene que liderar una etapa nueva en la que lo verde, lo digital y la igualdad sean las tres señas de un modelo más justo que genere oportunidades laborales".

En esa línea, se propone "eliminar trabas burocráticas" y "agilizar las relaciones para convertir el Gobierno en un gobierno 'friendly' de la inversión privada en nuestra tierra que permita crear empleo a más velocidad". "Vamos a competir en las energías renovables, aplicar medidas en el ámbito digital, y haremos una apuesta inequívoca por el combate contra la precariedad laboral", agrega.

EN CLAVE NACIONAL

El citado plan especial de empleo estaría ligado a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) 2019, sobre los que Susana Díaz cree que el PP y Cs, si el "patriotismo del que hacen gala no es de boquilla, deberían sentarse a ver unas cuentas que son buenas para los ciudadanos". Además, resalta que el presidente del Gobierno "ha tendido la mano a todo el mundo" para la aprobación de los PGE.

Preguntada sobre si teme que en la negociación de los Presupuestos se produzca alguna concesión a partidos independentistas que pudiera perjudicar a Andalucía, la presidenta de la Junta señala que va a mantener al respecto "la misma posición de siempre". "Y cuando note un agravio levantaré la mano", avisa en ese sentido.

Susana Díaz rechaza opinar sobre la decisión de la Abogacía del Estado de no acusar de un delito de rebelión a los políticos encausados por el 'procés' independentista catalán, a diferencia de lo que ha hecho la Fiscalía General del Estado. "No me meto en un proceso judicial y procuro no valorar ni lo que dice la Fiscalía ni la Abogacía del Estado", dice la candidata socialista, que apostilla que sólo espera "de la Justicia que quien se salte las normas lo pague", y reivindica el principio de la "separación de poderes".

Susana Díaz también avisa de que "los extremos no son buenos para la democracia", y sostiene que "el auge de VOX está ligado al 'blanqueo' al que le somete Casado". "Su auge se debe al complejo del PP", resume.

De igual modo, afirma que "lo que dicen sobre Andalucía" líderes políticos del PP, Cs o Podemos "no se atreverían a decirlo sobre ninguna otra tierra", y expresa su deseo de "mirar a los ojos a los andaluces y que sepan que tienen un gobierno decente y honesto". "Después de cinco años de gestión, me presento a las elecciones con la tranquilidad de que no le han podido poner una mancha a mi Gobierno", añade en una de las entrevistas.