10 de abril de 2020
 
Actualizado 18/02/2020 11:45:35 +00:00 CET

Teresa Rodríguez dice que ahora toca "sentarse" con IU y "lo deseable" es no repetir de candidata de Adelante a la Junta

La coordinadora de Podemos Andalucía y portavoz de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, en una imagen de archivo.
La coordinadora de Podemos Andalucía y portavoz de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, en una imagen de archivo. - María José López - Europa Press

SEVILLA, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

La coordinadora de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, ha apuntado este martes que "lo deseable" es que ella no repita como candidata de la confluencia de Adelante Andalucía a la Presidencia de la Junta a las próximas elecciones autonómicas andaluzas, y en eso va a "trabajar", al tiempo que ha indicado que, una vez anunciada su decisión de no seguir liderando el partido 'morado' en la comunidad, "ahora toca sentarse" con IU y "acordar".

Así lo ha trasladado Rodríguez en una entrevista en el programa radiofónico 'Carne Cruda', recogida por Europa Press, en la que, al ser preguntada por la candidatura de Adelante a las siguientes elecciones autonómicas --previstas inicialmente para finales del año 2022--, ha respondido que "no necesariamente tengo que liderar yo la próxima candidatura", y, "de hecho, lo deseable es que hubiera otros perfiles, porque significaría que hay relevo y que hemos construido liderazgos más colectivos y no hay esa dependencia de la persona conocida".

"Lo deseable es que el próximo candidato de Adelante no sea yo, y en eso voy a trabajar", ha anunciado Rodríguez, quien ha indicado que tiene "muchas ganas de volver a la docencia" una vez deje la política, y que ha recordado que, hasta ahora, en Podemos se han marcado "una limitación de dos legislaturas por código ético", y "en eso insistimos mucho desde el principio" desde la corriente de Anticapitalistas de la que es una de sus más destacadas referentes.

"Creo que es bueno que los proyectos no dependan de personas, porque las personas nos equivocamos", y "que no importe tanto las personas que encabecemos" los proyectos, ha señalado Rodríguez en esa línea antes de apostillar que "tenemos tres años para hacerlo".

De igual modo, ha subrayado que el "espacio de confluencia" de Adelante Andalucía "existe desde hace año y medio", por lo que "no es una organización nueva ni distinta" de la que ella milita, y, tras la decisión "interna" de Podemos de no presentarse a la próxima Asamblea Ciudadana andaluza para renovar en el liderazgo del partido 'morado' en la comunidad, ahora "nos toca sentarnos" con las otras fuerzas que concurrieron juntas bajo la citada marca de confluencia en los comicios autonómicos del 2 de diciembre de 2018, que fueron IU, Primavera Andaluza e Izquierda Andalucista.

"DEBATE" CON IU EN TORNO A UN "SUJETO" POLÍTICO PROPIO ANDALUZ

"Tenemos ya momentos y espacios en los que nos vamos a sentar", ha avanzado Rodríguez, quien ha reconocido que "con las fuerzas andalucistas hemos sintonizado muy bien, porque nuestro objetivo estratégico es un poco el mismo", el de "crear un sujeto propio andaluz en un momento en el que lo necesitamos", pero "con Izquierda Unida nos toca sentarnos y acordar, porque en lo del sujeto propio tenemos un debate que ya es larguito".

En esa línea, se ha mostrado "convencida de que llegaremos a algún acuerdo", desde la premisa de que la marca de Adelante "es de todos", si bien "falta generar cierta organicidad dentro" de lo que ella quiere que sea "más que una marca electoral", una "construcción sociopolítica en Andalucía", un "objetivo" que, según ha abundado, "estaba desde el nacimiento de Adelante", y que hay que construir "con el resto de compañeros" y "con más gente que se incorpore a ese proyecto".

En ese sentido, y tras reiterar su intención de sentarse con la nueva dirección de Podemos Andalucía que salga elegida de su Asamblea Ciudadana prevista para mayo para garantizar un traspaso de poderes "leal y ordenado", y de mantenerse coordinados para el trabajo del grupo parlamentario, ha insistido en que, tras ese cónclave, ella se dedicará a "construir el espacio de confluencia, la casa común, para que participen más organizaciones".

De igual modo, ha reiterado su rechazo a renunciar al acta de diputada en el Parlamento andaluz una vez que deje la dirección de Podemos Andalucía, porque, según ha defendido tanto ella como su equipo son parlamentarios "por la candidatura de Adelante Andalucía", y, si dejan sus escaños, éstos "no se quedarían en Podemos", por lo que no iban a "beneficiar" así a dicho partido.

SALIDA DE PODEMOS ANDALUCÍA POR DIFERENCIAS POLÍTICAS "CLARAS"

Sobre la decisión de dejar la dirección de Podemos Andalucía, ha reconocido que se debe, fundamentalmente, a dos motivos, que son su rechazo a la idea de formar parte de gobiernos del PSOE como el que se ha acordado en España, y la defensa de la "autonomía" del partido 'morado' en la comunidad.

En ese sentido, ha señalado que "las diferencias políticas" entre su equipo y la dirección estatal de Podemos "están muy claras", y, dado que la gran mayoría de inscritos del partido 'morado' en Andalucía respaldó la opción de formar parte del Gobierno central de coalición con el PSOE, pensaba que, "por respeto a esa decisión", lo "lógico" es que la nueva dirección de Podemos Andalucía "esté en línea con ese proyecto estratégico" que implica "gobernar".

Rodríguez ha defendido el modelo de organizaciones "confederales", y ha opinado que "cuando mejor se le ha dado la cosa" a Podemos "ha sido cuando nos presentamos a las elecciones municipales" precisamente sin concurrir bajo la marca de Podemos en 2015, sino mediante candidaturas de unidad popular que les permitieron gobernar "en las ciudades más importantes del país".

También ha señalado que no cree que el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, quería que ella se fuera de Podemos, pero sí "que me adaptara a la decisión mayoritaria" de la dirección del partido, y al respecto ha recordado que "en Andalucía siempre" han discurrido en el partido 'morado' "por líneas diversas" en relación con la formación a nivel nacional.

Para Rodríguez, la cuestión de entrar en gobiernos del PSOE es "una cuestión estratégica" y "de principios, al menos con este PSOE", de forma que "es un motivo que tiene suficiente peso para generar una separación", si bien ha insistido en desear que "ojalá" se "equivoque y esta vez salga bien, y crezca el campo de la izquierda y cumplamos con las expectativas".

No obstante, ha insistido en que, "entrando en un gobierno, asumes las contradicciones de tu socio de gobierno", y, en Andalucía, el PSOE-A, en la legislatura en la que integró a IU en su Ejecutivo --entre los años 2012 y 2015--, "tuvo la habilidad de apropiarse de los logros" de la federación de izquierdas en dicho gabinete.

En esa línea, ha reiterado su defensa del "modelo" de gobierno de Portugal, donde "se pueden conseguir cosas" y "pactar" con un Ejecutivo socialista, además de servir de "barrera a la derecha", pero preservando "un espacio de autonomía".

En todo caso, ha rechazado considerar "casta" a los miembros de Unidas Podemos que han pasado a ser ministros en el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez, aunque ha advertido de que "hay que tener mucho cuidado cuando uno se acerca a esos espacios de poder, porque se te pega" y "al final acabas empatizando, en este caso con el PSOE".

"Hay que estar atentos todos los días y recordar cada día para qué se asume la responsabilidad y para quién", ha argumentado la todavía líder de Podemos Andalucía, para quien el partido 'morado' "corre el riesgo" de renunciar a principios para seguir en el Gobierno.

Para leer más