Seis meses de cárcel para un agricultor por un incendio forestal en Pozo Alcón

Actualizado 15/12/2015 10:50:07 CET

JAÉN, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de lo Penal número 12 de Jaén ha condenado a un agricultor, Juan S.M., a seis meses de cárcel y multa de 1.080 euros por un delito de incendio. Además, en concepto de responsabilidad civil, deberá indemnizar a la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en 1.304,76 euros para sufragar los gastos del dispositivo de extinción que tuvo que poner en marcha el Infoca en noviembre de 2013 para sofocar un fuego que acabó arrasando en Pozo Alcón (Jaén) 2.500 metros cuadrados de terreno forestal y 1.800 metros cuadrados de terreno agrícola.

Según recoge la sentencia a la que ha tenido acceso Europa Press, los hechos juzgados y ya sentenciados se remontan al 4 de noviembre de 2013 cuando el acusado se encontraba realizando labores agrícolas en una finca de la que es arrendatario en el paraje conocido como Hondillos Huerta del Chato, en Pozo Alcón y perteneciente a una zona declarada de peligro de incendio forestal por decreto 371/10 de 14 de septiembre.

"Haciendo caso omiso a las condiciones establecidas en la autorización para quema de residuos que le había sido concedida por la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, e incumpliendo la normativa de prevención y lucha contra incendios forestales, procedió a realizar dos hogueras directamente sobre zona forestal, sin perímetro y sin cortafuegos que las aislara de la vegetación forestal colindante", recoge la sentencia en el apartado de hechos probados.

Añade además que el acusado lo hizo "sin adoptar ninguna medida de precaución dada la actividad de riesgo que estaba llevando a cabo y abandonando el lugar cuando una de las hogueras se encontraba en fase de combustión". La disposición de las hogueras, junto al abandono del lugar cuando una de ellas estaba en combustión y el viento presente en la zona ocasionó que las llamas se propagaran a la vegetación y terreno forestal.

El Infoca detectó las llamas a las 11,45 horas y mantuvo activas las labores de extinción hasta las 16,20 horas. En la extinción trabajaron 13 grupos de especialistas junto a un helicóptero y un vehículo ligero.

La sentencia se ha dictado por conformidad ya que el acusado asumió su responsabilidad durante el juicio y aceptó las penas propuestas por el Ministerio Público. La sentencia condena también la suspensión de la pena de prisión siempre y cuando no delinca en un periodo de dos años y haga frente a las responsabilidades civiles derivadas de la sentencia.