Unas 200 personas se concentran en Nuevo Amate en apoyo de las familias que han ocupado varias viviendas

Publicado 16/01/2014 21:04:39CET

SEVILLA, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

Unas 200 personas se han concentrado este jueves en apoyo a las familias que han ocupado varias de las viviendas de los nuevos bloques municipales de Nuevo Amate, zona anteriormente conocida como Regiones Devastadas, para mostrar su apoyo a estas personas "sin recursos" que aseguran que se han visto obligadas a entrar en las viviendas que se encontraban vacías.

De esta manera, la madre de una de las personas ocupantes, María del Carmen, ha detallado a Europa Press que alrededor de dos centenares de personas han acudido a concentración, en la que han estado presente el coordinador local de IULV-CA, José Manuel García, y la concejal de la federación de izquierdas Josefa Medrano para dar su apoyo a estas familias y por las que se han interesado.

Según indican fuentes de IU a Europa Press, en un primero momento la Policía Local "ha impedido que García se pueda acercar a las familias que se alojan en el bloque, aunque más tarde sí han permitido su acceso al inmueble, donde ha analizado la situación de estas personas, junto a abogados de las mismas".

Esta situación está conectado con el proyecto promovido por el Ayuntamiento de Sevilla para regenerar por completo el antiguo barrio de Regiones Devastadas, ubicado en el distrito Cerro Amate y ahora rebautizado como Nuevo Amate. Las antiguas viviendas de protección oficial de este barrio fueron demolidas y en su lugar han sido levantados cinco edificios que contienen un total de 220 nuevas viviendas protegidas, todo ello de la mano de la Empresa Municipal de Vivienda, Suelo y Equipamiento de Sevilla, quedando 140 de ellas vacías, ya que una parte de los inquilinos prefirieron permanecer en las viviendas en las que se les reubicaron durante la reconstrucción en vez de regresar.

En este marco, varias familias que alegan ausencia de recursos han accedido a estas viviendas protegidas actualmente desocupadas sin contar con relación contractual alguna con los pisos en cuestión, extremo que ha motivado que Emvisesa, como titular de las viviendas, haya denunciado la usurpación de las mismas. En concreto, el Ayuntamiento de Sevilla confirma la permanencia de cinco de estas familias en las viviendas en cuestión y las zonas comunes, toda vez que la Policía Nacional sigue vigilando la zona a la espera de las consecuencias de la denuncia promovida por Emvisesa.

Por último, María del Carmen, que ha señalado que sobre las 21,00 horas de este jueves aún se mantenían algunas personas mostrando su apoyo a las familias que han accedido al inmueble, ha informado de que este viernes a las 19,00 horas se volverá a celebrar otra concentración para respaldar a estas personas.