Absuelta la exconcejal del PSOE de Los Palacios que compró trajes de flamenca con dinero público

Actualizado 13/12/2018 17:35:00 CET

SEVILLA, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Sevilla ha absuelto de un delito continuado de falsedad documental a Rosario Ayala, exconcejal socialista en el Ayuntamiento de Los Palacios y Villafranca, a cuenta de las facturas que cargó al erario público cuando ostentaba las áreas de Festejos y Hacienda para la supuesta adquisición de trajes de flamenca.

Tras el juicio celebrado el pasado 11 de octubre, la Sección Tercera, en una sentencia fechada el 4 de diciembre y a la que ha tenido acceso Europa Press, acuerda absolver a Ayala del delito continuada de falsedad en documento público por el que venía inculpada, al no haber quedado acreditada la concurrencia de los elementos integradores de este delito, ni apreciar "una actuación mendaz" para la adquisición de los trajes por parte de la acusada.

Por estos hechos, el Ministerio Fiscal y la acusación particular, que ejercía el Ayuntamiento, en sus conclusiones definitivas, solicitaron cinco años y dos meses de cárcel para la exconcejal socialista como autora de un delito continuado de falsedad en documento público llevado a cabo por funcionario público. Además, pedía una multa de 7.200 euros, inhabilitación especial para empleo y cargo público por un periodo de seis años, e indemnizar al Ayuntamiento de Los Palacios en 2.317 euros.

La Sala, que recoge en la sentencia que en la tramitación de ésta causa se han cumplido las formalidades legales, salvo el plazo para dictar sentencia debido al cúmulo de trabajo que pesa sobre este Tribunal, considera como hechos probados que Ayala ejerció, como concejal del Ayuntamiento ,desde el 14 de junio de 2003 hasta el 16 de junio de 2007, la Delegación de Juventud, Festejos, Turismo, Formación y Hacienda.

El 30 de mayo de 2006 adquirió un traje de flamenca, "con flor, collar y pendientes con cargo a los presupuestos municipales por valor de 824,99 euros", aceptando la factura a favor de su vendedora, que tras
pasar por el departamento de Intervención municipal, dio lugar a la orden de pago por el concepto 'Fact. 3/06, suministro de trajes de flamenca' que fue firmado por la acusada como delegada de Hacienda y por la interventora, debido a que ésta consideró erróneamente que dicha factura se correspondía con los trajes de flamenca a premiar en el concurso aprobado por la Junta de Gobierno para la feria de dicha anualidad.

Del mismo modo, la acusada acordó la adquisición a la misma proveedora de otro traje de flamenca para su uso propio durante la feria
de 2007, por importe de 981.89 euros, e igualmente, como delegada de Festejos aceptó la factura emitida para su cobro y, tras pasar por el trámite de Intervención, firmó con la interventora municipal la orden de pago elaborada por los funcionarios de dicho departamento, en la que se hacía constar que se correspondía con 'Fact. 4/07, suministro de un traje de flamenca, como premio de concurso de feria-06'.

"PARA SU USO EN ACTOS DE REPRESENTACIÓN"

La acusada había adquirido los trajes para "su uso en actos de
representación del Ayuntamiento sin estar habilitada para ello por Junta de Gobierno del citado ente público".

El 14 de junio de 2007 la acusada también firmó una factura a favor de la empresa Artesanía El Clavel S.L. por la compra de cinco trajes de flamenca para el citado concurso, emitiéndose orden de pago de fecha 14 de diciembre de 2007 por importe de 510 euros por el concepto 'Fact. 192/07, suministro de un traje de flamenca para la Delegación de Festejos'".

En el presente caso, según la sentencia recogida por Europa Press, la acusación se refiere al hecho de haber aceptado unas facturas emitidas por la adquisición de dos trajes de flamenca para uso por la propia acusada en actos de representación como delegada de Festejos del Ayuntamiento de Los Palacios y Villafranca, y por la firma posterior de la orden de pago como delegada de Hacienda, cuando no estaba habilitada para tal compra por Junta de Gobierno, habiendo conseguido que la Intervención aceptara dicha operación, al existir un presupuesto de gastos para las fiestas de la localidad aprobada por dicha Junta, entre cuyos previsiones se incluía la compra de cinco trajes de flamenca para su entrega a las ganadoras del sorteo a celebrar entre las participantes del concurso llamado 'Una mujer guapa para una feria bonita', cuyo
importe ascendía a 300 euros cada uno.

Los dos trajes que fueron encargados por la acusada "para su uso personal" en actos de representación, eran de un precio superior (824,99 y 981,89 euros), pero pasaron el trámite de intervención por ser incorporados a la partida presupuestaria aprobada para los festejos municipales, "al ser confundidos con los trajes del citado concurso cuya compra estaba aprobada por Junta de Gobierno, pues era el único concepto por el que podía aceptarse la adquisición de trajes de flamenca.

Por esto, los propios funcionarios del departamento de Intervención
Municipal hicieron constar en la orden de pago correspondiente a la factura de 2007 el concepto 'Suministro de un traje de flamenca, como premio de concurso de feria', "cuando ello no se indicaba en la factura presentada por la proveedora, ni consta que dicho concepto hubiera sido sugerido por la acusada, ni que hubiera intervenido en la inclusión de dicha leyenda".

De otro lado, la sentencia recuerda el auto de la Sala de Lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) de fecha 22 de abril de 2016 que declaró extinguida por prescripción la supuesta responsabilidad penal de Rosario Ayala por el delito continuado de malversación de caudales públicos del que también venía acusada en este procedimiento, al considerar que no existía "conexión típica" entre el delito de falsedad y el de malversación.

Como se señala en dicha resolución "el delito de malversación como el cometido por la acusada no requiere en absoluto de una falsedad documental. En el presente caso, ello se comprueba con el hecho de que el mismo delito, con el mismo alcance, en relación al mismo presupuesto público y para la misma finalidad, se habría cometido (según el relato acusatorio) en dos ocasiones sin necesidad alguna de falsedad documental".

Según señala la Sección Tercera de la Audiencia ahora, del contenido de la resolución del TSJA y del hecho de haberse calificado los hechos delictivos objeto de esta causa como de falsedad ideológica del artículo 390.1 del Código Penal, esto es "faltando a la verdad en la narración de los hechos", se desprende que "la única falsedad constatable" en los documentos emitidos para el pago de los trajes encargados por la acusada sin habilitación presupuestaria propia de los gastos de protocolo para los que supuestamente se destinaban es la orden de pago relativa al traje de importe 981,89 euros, en el que se hacía constar el concepto "suministro de un traje de flamenca, como premio de concurso de feria -06".

"Pero es lo cierto que de la declaración de la acusada y testigos en el plenario resulta que dicha reseña fue realizada por los funcionarios del Departamento de Intervención, sin que conste la participación de la
inculpada en dicha anotación, ni parece lógico que así hubiera sido, desde el momento en que en el año anterior la compra de otro traje de flamenca para la misma finalidad protocolaria no precisó de la consignación de dicho concepto", ha señalado .

En consecuencia, habiendo quedado limitado el objeto de enjuiciamiento a la comisión o no de delito de falsedad ideológica en los términos indicados, "sin que quepa valorar la posible trascendencia penal que pudieran tener las compras de trajes de flamenca para su utilización por la delegada de Festejos en las fiestas municipales, ni siquiera el destino dado a dichos vestidos", el tribunal considera que debe dictar sentencia absolutoria al no apreciar "una actuación mendaz"
para la adquisición de los mismos por parte de la acusada.