Aconsejan hidratarse bien frente a las altas temperaturas para evitar lipotimias y golpes de calor

Actualizado 16/07/2013 20:50:20 CET
Europa Press/Archivo

Los bebés son más susceptibles de padecer dichas patologías, por lo que recomiendan que beban líquido de forma continuada

SEVILLA, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

El jefe del Servicio de Urgencias del Hospital Quirón de Málaga, Félix Martínez, ha aconsejado hidratarse bien durante los meses de verano para hacer frente a las altas temperaturas propias de este tiempo y evitar así posibles lipotimias, deshidrataciones, golpes de calor o agravamientos de las patologías de base como consecuencia de la canícula.

"Las altas temperaturas pueden afectar a nuestro bienestar y, sobre todo, desequilibrar la evolución de enfermedades prevalentes en determinados sectores de la población", ha advertido este experto, quien ha recordado que "la clave" es mantener una buena hidratación, "ya que el organismo es casi todo agua".

Según este experto, estas patologías son frecuentes en los servicios de urgencias, de ahí que "la recomendación que podríamos dar es que, si se sufre una lipotimia, lo primero es tumbar a la persona afectada y mantener sus piernas por encima de la cabeza para favorecer el riego cerebral y su recuperación".

Una vez que la persona ha recuperado el conocimiento, debe beber líquidos para aumentar su tensión arterial. Si la situación se prolongara, se hace necesaria la intervención de profesionales sanitarios, puesto que en esos casos se puede estar ante una deshidratación o un golpe de calor, agrega. Por poblaciones diana, ha apuntado a bebés y niños pequeños y ancianos como las personas con más riesgo de sufrir estas patologías.

Por su parte, el jefe de Neumología de Quirón Málaga, José Alcázar, ha aludido a la importancia del sueño para los niños y que los problemas de sueño van asociados a problemas de memoria. "En la etapa infantil, el sueño es un periodo clave del día porque es durante éste cuando se produce el crecimiento y se afianza el desarrollo cognitivo. Es importante que en verano, al ser las noches más cortas, se fomente la siesta para que el niño descanse un número de horas adecuado", ha explicado.

Por todo ello, estos expertos aconsejas beber líquidos de forma continuada a lo largo del día, incrementándolos si se sale a la playa o se va a realizar una actividad física mayor de la habitual, moderando al máximo el consumo de alcohol.

También recomiendan variar la dieta atendiendo a un mayor consumo de alimentos ricos en agua, como las verduras, pescados y las frutas, tan abundantes en la dieta mediterránea. Además, evitar las comidas copiosas únicas.

De igual modo, se aconseja evitar permanecer al aire libre en las horas de mayor calor, que suelen ser entre las 13,00 y las 17,00 horas del día. Si se está al aire libre, se aconseja utilizar gorras, sombrillas y cremas de protección solar. En la playa es conveniente llevar siempre sombrilla.

Tener la casa bien ventilada y si se dispone de aire acondicionado, mantenerlo entre 22 a 24 grados. También fomentar la siesta, si es necesario, para descansar el número de horas adecuado.