Actualizado 17/12/2013 21:28 CET

Los afectados por el cierre de Muebles Rey denuncian a la empresa matriz

SEVILLA, 3 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los afectados por el cierre de la tienda de la cadena de venta de mobiliario doméstico Muebles Rey situada en el municipio sevillano de Tomares, donde el negocio funcionaba hasta su repentino cierre el pasado 19 se septiembre, han demandado a la empresa matriz de la marca, situada en Zaragoza, dada la ausencia de soluciones por parte de la sociedad que explotaba el local mediante una franquicia.

Según ha informado a Europa Press Ángeles, una de las portavoces del colectivo de afectados, la empresa Muebles Andalucía Occidental SL, franquiciada de Muebles Rey y gestora de este establecimiento de Tomares, no está ofreciendo "soluciones" factibles a los clientes ante el cierre de las instalaciones y de la venta. La empresa carecería desde el pasado 24 de julio de toda relación con la compañía matriz de la cadena, según esta última.

Y es que, según esta portavoz del colectivo, la solución que han ofrecido los responsables de la tienda ha sido la de ponerse en contacto con los distintos fabricantes de los muebles adquiridos pero no obtenidos, lo que implicaría "pagar más dinero del precio que se había acordado" y hacerse cargo de los costes de transporte y montaje.

Sin embargo, esta opción únicamente sería válida para las personas que hayan liquidado la mitad del precio de sus muebles, ya que, según esta portavoz de los afectados, la empresa ha comunicado, vía telefónica, que no tiene dinero para devolver el dinero a los clientes que habían abonado la totalidad del dinero o que lo tenían financiado. Por otra parte, las personas que hubiesen dado una cantidad de dinero pequeña "pueden ir a la tienda y coger algo que tenga un valor similar a lo que habían pagado", según esta portavoz.

Estas son las razones que han llevado a un grupo de los afectados a contratar un bufete de abogados común para que interceda por aquellos que no han obtenido ni muebles ni dinero. Los perjudicados están convencidos de que la matriz de Muebles Rey debe hacerse cargo de solucionar el asunto "porque ellos se han estado beneficiando del nombre de la marca".