Agentes de Medio Ambiente alertan del recorte de presupuesto para combustible, un hecho que "limita sus funciones"

Actualizado 30/03/2011 16:16:29 CET
AAMAA/EUROPAPRESS

Esperan que "la ciudadanía no los vea como vagos que cobran para no trabajar"

SEVILLA, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Agentes de Medio Ambiente de Andalucía ha alertado este miércoles del recorte por parte de la Consejería de Medio Ambiente en el presupuesto de combustible para la flota de vehículo, lo que "limita sus funciones" y les impide realizar con normalidad sus cometidos, con el consiguiente perjuicio para la conservación de la naturaleza.

En este sentido, en declaraciones a Europa Press, el presidente de la asociación, Antonio González, ha señalado que "el recorte comenzó en la provincia de Huelva y ya se están iniciando también en Córdoba y Almería". En este sentido, precisa que en la provincia onubenses, a los recortes aplicados en meses anteriores en la partida para el combustible, se ha unido una nueva reducción del 66 por ciento en la partida para el parque móvil utilizado por los agentes de medio ambiente.

Al hilo de esto, ha explicado que "antes de estos recortes no había limitaciones de combustibles", apuntando que todos los meses se pasaba una hoja de kilómetros en la que se recogían diferentes datos sobre los trabajos y recorridos realizados, lo que suponía "un control riguroso del gasto". "Hasta el momento no se ponían limitaciones, salvo en casos concretos", ha señalado González.

"Antes no había una cantidad ridícula como los 60 euros por coche que se dan ahora en la provincia de Córdoba", lamenta, preguntándose "cómo se puede trabajar así un mes completo". En esta línea, asegura que el control "sigue siendo el mismo sobre el consumo y el gasto".

Estos recortes derivan en situaciones "preocupantes", según González, ya que el día 10 o 15 de cada mes "hay agentes con vehículos parados". Además, subraya que tras recibir llamadas de emergencia del Servicio 112 "tienen que ponerse en contacto con el coordinador provincial para solicitar una autorización para usar más combustible".

Según González, "el problema que se plantea con esta disminución de dinero para combustible es que el servicio que prestan depende de los vehículos". "Cuando se pone limitaciones para desarrollar nuestras funciones no podemos ofrecer el servicio para el que el andaluz paga", lamenta.

En este sentido, ha explicado que para tratar de solucionar este problema "van tres o cuatro agentes en el mismo vehículo en lugar de uno o dos, si bien supone que haya menos vigilancia quedando enormes zonas de superficie sin control".

No obstante, el presidente de este colectivo laboral aclara que tras estas reivindicaciones "no hay cuestiones económicas, ni subidas de sueldos o demandas de dietas y horas extras". Además, avisa de que ya se están viviendo situaciones complicadas, pues "hay determinados agentes que están en sus casas esperando que el departamento de José Juan Díaz Trillo habilite un vehículo para ir a trabajar".

Por otro lado, reitera que la falta de combustible "se traduce en la imposibilidad no sólo de atender las solicitudes que presenten los ciudadanos sino de realizar el control del furtivismo, de edificaciones ilegales en el litoral y en montes públicos, cortas no autorizadas, cambios de uso y la custodia de elementos tan importantes como vías pecuarias, espacios naturales protegidos, flora y fauna amenazada, realizar inspecciones a industrias contaminantes".

En este sentido, considera "un fraude total de la Administración a los andaluces", indicando que los agentes "no quieren que la ciudadanía los vea como unos vagos que cobran para no trabajar". "Es surrealista", crítica.