Actualizado 25/07/2014 11:30 CET

Fianza civil de 101.000 euros a un excomercial de Vitalia que metió a su vecina en un ERE

SEVILLA, 25 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La juez que investiga el caso de los expedientes de regulación de empleo (ERE) irregulares ha impuesto una fianza de responsabilidad civil de 101.079,74 euros al excomercial de Vitalia Francisco José González, a quien acusa de haber introducido en el ERE de Río Grande (Sevilla) a su vecina, Carmen Fontela, y de "repartirse" el dinero obtenido con el 'conseguidor' Juan Lanzas.

   En un auto notificado este viernes a las partes, al que ha tenido acceso Europa Press, la magistrada Mercedes Alaya pone de manifiesto que, "conociendo las irregularidades que se cometían y los frutos que por la participación en las mismas obtenía" el propio Lanzas, el excomercial "le solicitaría participar también en su negocio".

   A tal fin, "puestos de común acuerdo y tras el fracaso del primer intento fallido de inclusión" de Carmen Fontela en el ERE de 2003 de Mercasevilla, ambos "incluirían" a la misma en el ERE relativo a Río Grande, sostiene la juez en su auto.

"REGALOS"

   Para ello, el imputado "pediría los datos personales" de Fontela, quien "a su vez abriría una cuenta corriente donde se ingresarían las rentas derivadas de la póliza de seguros suscrita para los trabajadores de esta empresa, cantidades que ascendieron a 155.507,31 euros y que se repartiría el inculpado con Lanzas, a excepción de nimias cantidades entregadas" a la propia Fontela "como regalos".

   Según la juez, el imputado estuvo vinculado desde 1994 hasta 2010 a Vitalia, que lo mantuvo como comercial "por sus contactos con los sindicatos", ya que con anterioridad fue delegado sindical de CCOO en la empresa Industria Subsidiaria de Aviación.

   La instructora añade que el imputado creó la empresa Hermes Consulting debido a "los problemas que tendría con Vitalia para el cobro de sus comisiones por las operaciones que realizaba como comercial, pues desde la entrada en la Dirección General de Trabajo de Francisco Javier Guerrero, los trabajos serían directamente encomendados a Jesús Bordallo, quedando pues parcialmente relegada su actividad como comercial y circunscrita a sus contactos con los sindicatos".

   Así, y "tras un primer intento fallido del imputado en connivencia con Lanzas de cobrar su comisión en el ERE de Mercasevilla de 2003 mediante la inclusión de Carmen Fontela, el inculpado cobraría a través de Hermes, en connivencia con el director de Mercasevilla, Fernando Mellet, y tras suscribir el 27 de diciembre de 2005 un contrato de servicios", una cantidad ascendente a 111.630,45 euros, todo ello "sin que conste que emitiera el informe encargado mediante dicho contrato".

EL PAPEL DE LANZAS

   De este modo, en 2003 el imputado cobraría 12.020 euros "por la tramitación de subvenciones en el marco del ERE de 2003", mientras que en 2004 cobraría 29.810,45 euros sin que conste el motivo, y en 2006 recibió 6.000 euros "por el desbloqueo de negociaciones entre el comité de empresa, por la amistad que le unía con el presidente del mismo, y Mercasevilla, que desembocaría en el ERE de 2007".

   Por último, y según la juez, en el ejercicio 2008 cobraría 63.800 euros "por la intermediación en el ERE de 2003 entre la empresa y los sindicatos".

   Alaya añade, en este punto, que el sistema instaurado por el excomercial de Vitalia "sería adoptado" por Juan Lanzas, "quien crearía Maginae Solutions a semejanza de Hermes Consulting con el mismo fin".

   Por todo ello, la juez le impone una fianza civil de 101.079,74 euros, cantidad de la que deberá responder con carácter solidario junto con Carmen Fontela.

Para leer más