Alcalde de Coripe (Sevilla) señala que "no tiene problema" de explicar ante un juez la tradicional 'quema de Judas'

El alcalde de Coripe (Sevilla): "Aquí no quemamos a Cataluña, sino un muñeco de un señor fugado de la Justicia"
EUROPA PRESS
Publicado 29/04/2019 18:15:44CET

El primer edil indica que no ha recibido notificación de una demanda por la quema de un muñeco caracterizado de Puigdemont

SEVILLA, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Coripe (Sevilla), Antonio Pérez (PSOE), ha señalado este lunes que aún no ha recibido notificación de una demanda judicial la quema de un muñeco caracterizado del expresidente Carles Puigdemont de la tradicional 'quema de Judas' dentro de los festejos del Domingo de Resurrección en este municipio de la Sierra Sur de Sevilla al tiempo que ha señalado que, si recibe una demanda, "no tiene problemas" de explicar ante un juez esta tradición coripeña.

En declaraciones a Europa Press, Pérez ha indicado que "está tranquilo" ante el anuncio el pasado 24 de abril de la consellera de Presidencia de la Generalitat, Meritxell Budó, de que el Govern denunciará a la Fiscalía de delitos de odio y discriminación "la quema y el fusilamiento" del muñeco que representaba al expresidente Carles Puigdemont en Coripe el pasado 21 de abril, Domingo de Resurrección.

De esta manera, el primer edil ha querido invitar a "todo aquel que se haya sentido ofendido" con la 'quema de Judas' de este año a que se acerquen a Coripe para que "conozcan y comprendan" esta acto tradicional de la Semana Santa coripeña.

Cabe recordar que Pérez (PSOE) manifestó que la tradicional festividad local de la 'quema de Judas' constituye sólo "una sátira o parodia", defendiendo que la localidad no está "en contra de los catalanes" ni promueve el odio. "Aquí no quemamos a Cataluña, sino un muñeco de un señor fugado de la Justicia", ha aseverado.

Así, el alcalde de Coripe, quien en 2018 resultó investigado por un presunto delito de odio a cuenta de la incineración en esta misma fiesta local de una muñeca que representaba la imagen de Ana Julia Quezada, la asesina confesa del niño Gabriel Cruz, recordó una vez más que la tradicional 'quema de Judas' constituye una "parodia o sátira", en la que se prende fuego a un muñeco relacionado con una personalidad a la que se le atribuyen connotaciones negativas.

A tal efecto, indicó, del mismo modo, que cuando resultó investigado en 2018 por la denuncia promovida en su contra por Movimiento contra la Intolerancia, --finalmente archivada--, que la tradición se dirige contra lo negativo.

Contador

Para leer más