El alcalde de San Juan acepta rebajar el IBI al geriátrico con problemas económicos y deudas con su plantilla

Actualizado 21/02/2015 11:14:08 CET

La plantilla celebra una manifestación por el municipio para reclamar soluciones

SAN JUAN DE AZNALFARACHE (SEVILLA), 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de San Juan de Aznalfarache (Sevilla), gobernado por Fernando Zamora (PSOE), ante el conflicto que sacude al geriátrico del barrio de Montelar, explotado por una unión temporal de empresas (UTE) sobre una parcela de titularidad pública cedida durante 40 años, ha aceptado rebajar el impuesto de bienes inmuebles (IBI) de este centro en un intento de aliviar las tensiones de la empresa gestora, que adeuda varias nóminas a su plantilla.

El geriátrico, bautizado como Joaquín Rosillo, comenzó a funcionar allá por el año 2011 sobre unos terrenos de titularidad pública cedidos durante 40 años a la UTE encargada de su construcción, gestión y explotación, contando con plazas concertadas con la Junta de Andalucía y privadas. La empresa, no obstante, atraviesa dificultades económicas y adeuda a su plantilla las nóminas de noviembre, diciembre y enero, según los trabajadores, que este sábado protagonizan precisamente una manifestación por el municipio en demanda de soluciones.

EN CONCURSO DE ACREEDORES

El alcalde, en ese sentido, ha explicado a Europa Press que la UTE que gestiona el centro sufre problemas al haber entrado en concurso de acreedores el Grupo Tecysu, una de las compañías que integran dicha UTE. En ese sentido, ha manifestado que la empresa gestora ha pedido al Ayuntamiento una serie de concesiones al objeto de mantener la "viabilidad" del centro.

En concreto, la UTE ha pedido una rebaja en el impuesto de bienes inmuebles, una ampliación a 60 años de la cesión de los terrenos y un cambio en el uso del suelo que les permita, además de la actividad del geriátrico, realizar otras labores de carácter sanitario, como la rehabilitación. "Como Ayuntamiento, estamos dispuestos a colaborar, pero si el Consistorio cede, tiene que haber un plan de viabilidad que garantice las plazas y los trabajadores", dice el alcalde advirtiendo de que el asunto necesita una solución de futuro y no un parche que remedie el conflicto durante sólo unos meses.

En ese sentido, ha precisado que la empresa demanda una ampliación de la cesión de los suelos como base para renegociar el préstamo suscrito para el proyecto. "Ellos piden una rebaja del IBI que se puede hacer perfectamente por la naturaleza social del centro y hemos dicho que sí porque las normativas nos lo permiten", dice el primer edil, según el cual el Ayuntamiento sigue estudiando el resto de peticiones.

Para leer más